Posts etiquetados ‘estrellas’

Respuestas a preguntas sobre las radiaciones

Ciencias | Radiaciones | Tecnología 0 No Comments

El que teme sufrir ya sufre el temor.

Proverbio chino



No hay peor cosa que temerle a lo desconocido, y sin embargo, lo desconocido es lo que infunde más temor a los humanos. En mis tiempos de infancia se espantaba a los niños con la mención del “coco” (en la cultura anglosajona el “boogie man”), pues como nunca se le podía ver, ni escuchar ni percibir, era perfectamente desconocido y, por tanto, más temible. La razón nos dice que deberíamos temer a los peligros que conocemos, pero la psique humana generalmente anula la razón para dar lugar al temor irracional.


Lo anterior se ha puesto más en evidencia con el accidente de la central nuclear de Fukushima en Japón. Al respecto, he visto el post de Mauricio-José Shwartz en El Retorno de los Charlatanes titulado “Fukushima y la irracionalidad“. En esta entrada nuestro combativo colega lanza una serie de preguntas sobre el tema de las radiaciones y su efecto sobre los humanos; de las respuestas a esas preguntas nos dice: “Lo que hallo alarmante, como con toda otra forma de pensamiento mágico, irracional y pseudocientífico, es que la mayoría de las personas más sinceramente preocupadas, alarmadas, inquietas y temerosas por el accidente de la central nuclear Daiichi en Fukushima no conocen tales respuestas“.



Las preguntas de don Mauricio son:

 

¿Qué tan peligrosa es la radiación? ¿Hay una sola radiación o hay varios tipos? ¿Y la radiación nuclear es de un solo tipo o hay varias? ¿La radiación afecta al exponerse a ella un instante (como una bala) o sus efectos dependen del tiempo de exposición? ¿En Fukushima ha muerto mucha gente por la radiación? ¿Las centrales nucleares provocan más enfermedades y muertes que otras opciones de generación de energía? ¿Es verdad que hubo mutaciones monstruosas a resultas del desastre de Chernobyl? ¿Fukushima es Chernobyl? ¿Qué riesgo real corren los japoneses cerca y lejos de los reactores averiados? ¿Qué riesgos corren quienes en el resto del mundo están cerca o lejos de los reactores nucleares que producen su electricidad? ¿Es posible un mundo sin radiación nuclear o ésta es parte de nuestro universo y estamos expuestos a ella siempre?


En el post referido, cuya lectura recomiendo ampliamente, Mauricio se centra en la parte irracional del manejo de este incidente que los medios y la gente ignorante (pero con poder de convocatoria) han dado por el simple hecho de que existe “libertad” de expresión. Y no se trata de coartar esta libertad, sino de denunciar las mentiras y los engaños de estos desinformadores mediante la información veraz y con fundamentos.


Es por esta razón que en esta casa nos hemos decidido a dar respuestas a las preguntas antes citadas, haciendo uso de la información científica y tecnológica que está a la disposición de quien desee corroborarla.



¿Qué tan peligrosa es la radiación?

El principal peligro de las radiaciones reside en dos de sus características, tipo y energía de la radiación, pero también depende del tiempo de exposición y de la intensidad del campo de radiación. En una palabra, el peligro está en la dosis de radiación que hemos recibido, que es justo la energía que se ha depositado en nuestro organismo. Hasta la radiación lumínica del sol puede ser peligrosa, si no tenemos el cuidado de protegernos con filtros solares y limitando el tiempo de insolación.



¿Hay una sola radiación o hay varios tipos?

Hay varios tipos y se les puede clasificar de muchas formas, dependiendo del objeto de su análisis. De acuerdo con el texto de don Mauricio, al parecer las clasificó por su origen. Hay radiación que se origina en el núcleo de los átomos (radiación nuclear) y hay radiación que se origina en las capas de electrones alrededor del núcleo (principalmente radiación electromagnética o fotones). Esta clasificación no tienen nada que ver con la peligrosidad de la radiación, pues ambos tipos pueden ser peligrosos.



¿Y la radiación nuclear es de un solo tipo o hay varias?

Hay varios tipos de radiación nuclear: Radiación alfa (núcleos ionizados de Helio), radiación beta (electrones y positrones emitidos desde el núcleo) y radiación gamma (fotones de alta energía, emitidos desde el núcleo). También puede haber neutrones que se emiten como resultado de una fisión nuclear o bien como resultado de una reacción nuclear de captura (el mejor ejemplo es el núcleo del Berilio, que al absorber la radiación alfa del Americio 241, se hace inestable y emite uno o dos neutrones). En contraposición, la radiación emitida desde la capa de electrones es principalmente radiación electromagnética (luz, ondas de radio, rayos X), aunque a veces puede emitirse electrones, cuando se ioniza un átomo.


¿La radiación afecta al exponerse a ella un instante (como una bala) o sus efectos dependen del tiempo de exposición?


Siempre existe el riesgo de que al exponernos a las radiaciones (principalmente las radiaciones clasificadas como ionizantes) nos cause un daño ¿De que tamaño sería ese daño? pues dependería del órgano irradiado, del tipo de radiación y del tiempo de exposición. Generalmente estamos expuestos a diversos tipos de radiación, incluyendo la radiación ionizante, desde rayos cósmicos, y radiaciones nucleares provenientes de isótopos presentes en la naturaleza, hasta rayos X para diagnóstico. En resumidas cuentas, el tiempo de exposición es el factor que más contribuye a la dosis.



¿En Fukushima ha muerto mucha gente por la radiación?

No. Rotundamente no. Hasta ahora sólo se sabe de algunos trabajadores expuestos a altas dosis radiación, pero se les está atendiendo. Los muertos en la planta fueron causados por las explosiones de hidrógeno en las primeras etapas del incidente.



¿Las centrales nucleares provocan más enfermedades y muertes que otras opciones de generación de energía?

No. Hay más accidentes y muertes en plantas convencionales (termoeléctricas y carboeléctricas). En cuanto a enfermedades sólo se puede saber de algunos casos de cáncer de tiroides en algunos trabajadores de Chernobyl (después del accidente) y algunos pobladores de las zonas aledañas. En operación normal no hay evidencias de que cause enfermedades.



¿Es verdad que hubo mutaciones monstruosas a resultas del desastre de Chernobyl?

Sí hubo algunos casos de nacimientos con deformidades, pero no fue debido a las radiaciones sino a un problema sanitario. A la gente de los alrededores se le prohibió comer alimentos producidos en la zona (verduras, leche, carne). Pero durante algunos meses después del accidente ese tipo de alimentos era lo único que podían comer. Mientras se restauraba el suministro de alimentos desde el resto de la extinta URSS, muchas madres en etapa de pregnancia sufrieron de desnutrición aguda. Algunos de esos niños nacidos de madres desnutridas tuvieron problemas de malformación. Debido a esta situación es que cambió el principal precepto de la Protección Radiológica; ahora es: La protección radiológica debe hacer más bien que mal (literalmente: toda acción recomendada por la protección radiológica siempre estará debidamente justificada, siendo la mejor de las opciones existentes, tanto para el individuo como para la sociedad en su conjunto). En otras palabras, evitar una dosis de radiación por el sólo hecho de evitarla NO debe poner en riesgo la salud de la población. En este caso en específico, era mejor que la gente recibiera una pequeña dosis de radiación a que sufriera una desnutrición aguda.



¿Fukushima es Chernobyl?

Por supuesto que no. Los accidentes son diferentes, las plantas son diferentes, los países son diferentes, las épocas son diferentes.



¿Qué riesgo real corren los japoneses cerca y lejos de los reactores averiados?

El riesgo siempre es una probabilidad de daño. Las medidas de protección radiológica (evacuaciones e ingesta de yodo estable) han evitado que esa probabilidad sea significativa para los pobladores cercanos a la central. Pero no se puede vivir en un mundo con riesgo cero; los más de 10,000 muertos por el sismo y el tsunami lo demuestran.


¿Qué riesgos corren quienes en el resto del mundo están cerca o lejos de los reactores nucleares que producen su electricidad?


En términos generales, el riesgo de muerte por vivir cerca de una central nuclear es del orden de 10-8, o bien una muerte por cada 10 millones de habitantes. En comparación, el riesgo de muerte por sismo y tsunami en Japón es del orden de 10-5, es decir, mil veces mayor.


¿Es posible un mundo sin radiación nuclear o ésta es parte de nuestro universo y estamos expuestos a ella siempre?


No es posible vivir en un universo sin radiaciones. Incluso sin radiaciones nucleares. Éstas son parte de nuestra existencia. Todos los humanos somos portadores de pequeñas cantidades de Potasio 40 (40K) y de Tritio, ambos isótopos radiactivos exixtentes en la naturaleza. Nuestro sol constantemente nos bombardea con radiación de alta energía, las estrellas de la vía láctea nos bombardean con rayos cósmicos y los cúmulos de galaxias distantes también contribuyen a lo que se conoce como “fondo de radiación”. Pensar que es posible deshacerse de las radiaciones cerrando las plantas nucleoeléctricas de todo el mundo es poco menos que estúpido. Y si hay gente que clama a los 4 vientos que esto sería posible, miente a sabiendas.


o – o – o


Una forma sencilla de comprender la dosis de radiación es imaginarse que la radiación es como la cerveza. Solía hacer esta analogía cuando impartía cursos de protección radiológica a usuarios de fuentes radiactivas. Para esta analogía imaginemos que presento ante la amable concurrencia a dos personas. Una de ellas se ha tomado una cerveza y la otra no, pero sólo las dos personas y yo sabemos quien tomó la cebadilla. A simple vista será difícil saber quién se tomó la cerveza, y sólo quizás mediante análisis de sangre, o mediante el uso de un moderno alcoholímetro podremos averiguar quien trae una cerveza en la panza.


Ahora imaginemos que presento a la amable concurrencia a otras dos personas, una que ha ingerido 30 cervezas y otra que no ha tomado nada ¿Podría notarse la diferencia entre ambas personas? Quizás la mayoría de mis lectores respondería que sí, que bajo esas condiciones, en efecto, es posible notar la diferencia a simple vista. Claro, eso si la persona que se tomó las 30 cervezas lo hizo en un lapso de 2 o 3 horas. Pero si la persona de las 30 cervezas las ingirió a razón de una cerveza diaria durante 30 días, ahí la cosa cambia. Una vez más, el efecto de esas cervezas sólo sería evidente si hacemos análisis de sangre, o si hacemos una comparación del peso de esa persona antes de ingerir las 30 cervezas y el peso medido después de la ingesta. Incluso, la condición de salud de la persona contaría mucho para poder determinar el efecto de las 30 soles.


La dosis de radiación es similar a la ingesta de cerveza, en el sentido de que sus efectos dependen de la intensidad de la radiación (o cantidad de cervezas por unidad de tiempo, ya que no es lo mismo ingerir una cerveza al día, que una cerveza por minuto), el tiempo de irradiación (el tiempo que se ha estado ingiriendo cervezas), la energía de la radiación (el contenido alcohólico de la cerveza), y la condición general de salud del irradiado (o dipsómano).

Share Button

El que teme sufrir ya sufre el temor. Proverbio chino No hay peor cosa que temerle a lo desconocido, y sin embargo, lo desconocido es lo que infunde más temor a los humanos. En mis tiempos de infancia se espantaba a los niños con la mención del “coco” (en la cultura anglosajona el “boogie man”), […]

Share Button
Read More

Un libro para el Día del niño

Ciencias | Educación | Inteligencia | Lenguaje | Libros | MENSA | Tecnología 0 No Comments

Por Daniel González

Edison Bachelet Octavio Paz Carl Sagan

    Este próximo 30 de abril, MENSA México te invita a que el regalo para tu hija, sobrino, hermanita o ahijado sea: ¡un libro! Agasajemos a los pequeños con un regalo que además de divertido puede ser muy positivo para su formación académica, individual e intelectual.

    Los libros para niños y jóvenes pueden resultar tan atractivos como puede serlo cualquier otro juguete. Como ejemplo están las mas de 400 millones de copias vendidas en el mundo de la saga de Harry Potter, cuyo sexto libro vendió en las primeras 24 horas de haber sido lanzado en Estados Unidos, 10.8 millones de copias. Ha sido tan grande el éxito de los libros sobre Potter y su impacto en las ventas de la literatura infantil que la revista Time publicó en el 2000 una lista por separado de Best Sellers para niños. Los famosos libros de Potter se han vendido en más de 200 países y traducido a más de 60 idiomas, desde el gujarati (de la India) al antiguo griego.

    Además de diversión, los pequeños pueden descubrir en los libros su verdadera vocación. Thomas Alva Edison, un niño con un fuerte interés en la lectura. En 1859 empezó a vender diarios en el tren matutino que iba de Port Huron a Detroit, así como verduras, mantequilla y moras. En Detroit el tren hacía una parada de seis horas, las cuales aprovechaba pasándola en el salón de lectura de la Asociación de Jóvenes (después Biblioteca Gratuita de Detroit). Ahí, comenzaba por leer el primer libro que se encontraba en el anaquel inferior y seguía por orden con los demás hasta terminar con toda la hilera. Edison no sólo quedaba satisfecho con leer, sino que comenzó a probar diferentes experimentos basándose en lo que leía en los libros de Ciencia. Ese fue el inicio de su exitosa carrera como inventor.

    Michelle Bachelet, la primera mujer Presidenta de Chile, mencionó en un acto público: “…yo leía tanto, tanto, tanto que usaba palabras que no se usan. Entonces para decir que iba a ir a la cama decía, cuando estaba con mis primas: permiso, voy a ir a yacer al lecho”. Y mis primas decían: ¡qué rara esta prima, habla un idioma tan raro! Y era porqué de verdad que amaba leer. Entonces creo que efectivamente [la lectura] expande el idioma, el lenguaje, la precisión de las palabras, y por ende la comunicación”.*

    Para Octavio Paz, Premio Nobel de Literatura y uno de los mejores ensayistas mexicanos, la lectura fue algo trascendental a través de su vida. La casa de Mixcoac donde vivía su familia fue el escenario donde Octavio Paz inició sus lecturas infantiles, leyendo a Benito Pérez Galdós, Lucio Apuleyo, Lope de Vega, Calderón de la Barca, Juan Ruiz de Alarcón, Luis de Góngora y Francisco de Quevedo, entre otros. Sobre su familia, Paz menciona: “En mi casa faltaban muchas cosas –éramos una familia arruinada por la revolución- pero abundaban los libros y también las flores.” **

    Carl Sagan, famoso astrónomo, astrofísico, cosmólogo, autor y divulgador de la ciencia recuerda sus primeros viajes a la biblioteca a la edad de cinco años cuando su madre le dio una tarjeta de la biblioteca. Él quería aprender qué eran las estrellas, así que pidió al encargado un libro sobre estrellas: “y la respuesta fue asombrosa. Resultó que el Sol era una estrella, pero muy cerca. Las estrellas eran soles, pero tan lejos que se veían como puntos de luz… La escala del universo de pronto se abrió ante mí. Fue como una experiencia religiosa. Había magnificencia en ello, grandeza, una escala que nunca me abandonó. Nunca en mi vida”, recuerda. ***

    La infancia es la mejor edad para inculcar en las personas el importante hábito de la lectura. Un hábito en el que según la UNESCO, Japón tiene el primer lugar mundial con 91% de la población que han desarrollado el hábito de la lectura. En segundo lugar está Alemania con un 67%, seguido muy de cerca por los Estados Unidos con un 65%. Mientras que en México se calcula que únicamente el 2% de la población tiene el hábito de la lectura. Los primeros países mencionados tienen un nivel de desarrollo superior al de México. ¿Coincidencia?

    La lectura puede ayudar a los niños a aumentar su creatividad, incrementar su vocabulario, mejorar su ortografía, desarrollar su habilidad de expresarse, tener mejor concentración, adquirir cultura, y además ¡es muy divertida!

   Existen libros para todo tipo de gustos y para todas las edades. Para los pequeños que aún no leen y comienzan a acercarse a las letras existen libros con sonidos, efectos ópticos o texturas diferentes. Para los más grandes hay libros de historias que han deleitado a generaciones, sagas exitosas, novedades, relatos, juegos… ¡la lista es enorme!

   Entre los temas que los visitantes de nuestro sitio www.mensa.org.mx han votado como los que más disfrutaban se encuentran:

·         Ciencia Ficción

·         Magia y Hechicería

·         Viajes a tierras lejanas

·         Ciencia y experimentos

    Hay además una gran variedad de precios al alcance de cualquier bolsillo. Se puede consultar el catálogo del Fondo de Cultura Economica en la dirección: http://www.fondodeculturaeconomica.com/librerias/Ninosyjovenes/

    Que este próximo Día del Niño el libro sea su primera opción. Escoja alguno de los libros más vendidos recientemente, aquel clásico que lo cautivó en su infancia, o mejor aún, lleve consigo a su hija o hijo a la librería y hagan de la experiencia una aventura en familia que además de unirlos, dejará en ellos la semilla de un hábito que enriquecerá su espíritu y su intelecto.

*http://www.cooperativa.cl/bachelet–mis-padres-me-desarrollaron-el-amor-por-la-lectura/prontus_nots/2008-04-23/123634.html

** RUY SÁNCHEZ, Alberto. Una introducción a Octavio Paz. 1ª reimpresión. México, Joaquín Mortiz, 1991, p. 23.

***Davidson, Keay; Sagan, Carl (1999). Carl Sagan: a life. Wiley. p. 168. ISBN 0-471-25286-7.

Share Button

Por Daniel González     Este próximo 30 de abril, MENSA México te invita a que el regalo para tu hija, sobrino, hermanita o ahijado sea: ¡un libro! Agasajemos a los pequeños con un regalo que además de divertido puede ser muy positivo para su formación académica, individual e intelectual.     Los libros para niños y […]

Share Button
Read More

El mal uso del mito del Argonauta

Escepticismo | Historia | Mitología 0 No Comments

El hombre no ha sabido organizar un mundo para sí mismo y es un extraño en el mundo que él mismo ha creado.

Alexis Carrel

Desde eSkeptic

por Jason Colavito

Traducción: Pablogger


Más de tres décadas después de su publicación, El Misterio de Sirio, de Robert Temple, sigue siendo una obra de referencia importante para la Nueva Era y los movimientos de arqueología alternativa. Los escritores contemporáneos afirman a menudo que, incluso si uno no está de acuerdo con las teorías sobre extraterrestres de Temple, su trabajo académico en mitología e historia antiguas es encomiable. Pero una revisión del uso del mito de Jasón y los Argonautas por Temple en El misterio de Sirio demuestra que Temple utiliza una pobre base académica y realiza sólo una investigación superficial. Este análisis concluye que tres décadas de afirmaciones sobre la superioridad académica de Temple y la integridad académica de El Misterio de Sirio son infundadas.

Al acercarnos al trigésimo quinto aniversario de El Misterio de Sirio de Robert Temple (1976, revisada en 1998), ha sido bastante bien establecido que la tesis de Temple sobre visitas de extraterrestres tiene poca base real. Temple había afirmado que una tribu africana llamada Los Dogon tenían un conocimiento sofisticado sobre la compañera invisible de la estrella Sirio, conocida por los astrónomos modernos como Sirio B, y que este conocimiento fue derivado de los extraterrestres anfibios que descendieron a la tierra en la antigua Sumeria miles de años atrás y quienes fueron adorados como dioses. Su posesión de un conocimiento esotérico sobre el espacio profundo, desconocido en Occidente hasta el siglo XIX, se toma como prueba de contacto extraterrestre.

Aunque los antropólogos no lograron encontrar una verdadera tradición de Sirio B entre los Dogon fuera de lo que habían recogido de contacto reciente con europeos 1, y los escépticos refutaron las conclusiones extraterrestres de Temple, El Misterio de Sirio sigue sirviendo como una obra de referencia estándar en la Nueva Era y otros movimientos de arqueología alternativa. Sólo en los últimos años, obras como Ascension Magick de Christopher Penczak (Llewellyn, 2007), 35 minutos a Marte de R.M. Decker (Galde Press, 2004), y La Tierra de Osiris, de Stephen S. Mehler (Adventures Unlimited, 2002), utilizan el libro de Temple en un grado mayor o menor para apoyar sus afirmaciones alternativas y de la Nueva Era. Internet también es un hervidero de teorías derivadas del Sirio de Temple. Y, por supuesto, Temple sigue publicando libros de arqueología alternativa, incluido el más reciente El misterio de Esfinge (con Olivia Temple, Inner Traditions, 2009). Por lo tanto, el estudio renovado de El Misterio de Sirio no es letra muerta, sino una búsqueda basada sobre una activa e importante piedra angular para el movimiento alternativo.

No es la intención revisar el caso en contra de las actividades espaciales de los hombres-pez y sus acuosas revelaciones. Esa labor se ha hecho ya en forma exhaustiva, y para las mentes más escépticas, de manera concluyente 2. En su lugar, sería mejor explorar el uso indebido de Robert Temple de la mitología griega, concretamente el mito de Jasón y los argonautas, para refutar las afirmaciones que se repiten con frecuencia de que, incluso si se duda de la mayoría de sus escandalosas conclusiones, Temple es un “erudito, cuidadoso y científicamente honesto” 3. Temple es con frecuencia descrito como un “reconocido” académico 4 o incluso como un “erudito por excelencia en matemáticas, astronomía y mitología” 5 por los defensores de las pretensiones alternativas, y Temple mismo cita su pertenencia a la Real Sociedad Astronómica 6 y a varias organizaciones clasicistas para reforzar las pretensiones de Sirius con su formación académica. Un examen del caso de Temple vs. Jasón demostrará que las afirmaciones sobre las bases académicas del Sirio de Temple son aún menos sólidas que en el caso de los supuestos extraterrestres.

En Sirio, Temple hace una serie de afirmaciones acerca de la mitología griega en general y de la historia de Jasón, en particular, que él ve como un mito regente que une todos los hilos de su misterio de Sirio. Temple utiliza el viaje mítico de Jasón como un punto de partida para sus incursiones en la mitología oriental griega, egipcia, y del cercano oriente, y existe la fuerte impresión de que él considera la búsqueda del vellocino de oro por Jasón como un paralelo a su propia búsqueda de los secretos extraterrestres de las ranas voladoras del espacio. Para él, la historia de Jasón es el mito griego más estrechamente relacionado con una tradición esotérica del conocimiento extraterrestre derivado de la verdadera naturaleza del sistema binario de estrellas Sirio – e incluso él contempla a los Argonautas como los antepasados biológicos de los Dogon. Para entender el andamiaje sobre el que Temple construye sus presunciones mitológicas, repasemos brevemente la historia de Jasón, tal como ha llegado hasta nosotros.

Jasón era el hijo de Esón, rey depuesto de Yolco y heredero legítimo al trono en manos de su usurpador tío Pelias. Pelias prometió restaurar el reino a Jasón, a condición de que Jasón trajera de nuevo a Yolco el vellocino de oro desde el reino de Cólquida, una búsqueda que Pelias apuesta terminará con la muerte de Jasón. Jasón por su lado, reúne cincuenta compañeros (en un principio sin nombres, pero más tarde asociados con los más grandes héroes griegos) en la nave Argos y zarpa hacia la Cólquida, experimentando muchas aventuras. En la Cólquida, Jasón fracasa al persuadir a su rey que le diese el vellón, y en su lugar se lo roba al dragón que lo custodia con la ayuda de la hija del rey, la hechicera Medea, a condición de que Jasón se case con ella. Jasón tiene muchas más aventuras en el camino de regreso a Yolco, donde presenta el vellón y depone su tío. A continuación, revela el amor de Medea, pierde el favor de los dioses, y muere cuando un pedazo del Argos, anclado en un dique seco, cae sobre su cabeza.

La historia de Jasón se cita elípticamente en Homero (por lo general fechado hacia el siglo octavo a.C.), brevemente en la Teogonía de Hesíodo (700 a.C.), y está más desarrollada en la Cuarta Oda Pítica de Píndaro (462 a.C.) y en Argonáuticas de Apolonio de Rodas (245 a. C.). Jasón también aparece en tempranas obras de arte griegas y etruscas, pero curiosamente, algunas de estas imágenes muestran una versión diferente de la leyenda, no registradas en los poemas que aun sobreviven, en la que Jasón aparentemente desciende dentro del estómago del dragón y resurge ayudado por la diosa Atenea, en lugar de Medea 7. Una conjetura con buenas bases académicas es que las primeras leyendas de Jasón datan de la época micénica (1500 a. C.) y que inicialmente contenían un viaje al fin del mundo (y no específicamente a Cólquida) para recuperar el vellocino a través de un descenso en el estómago del dragón guardián y un triunfo sobre la muerte. Es posible que Jasón fuese desmembrado y resucitado a través de los ministerios de Atenea o sus propias fuerzas sobrenaturales de sanación 8. Medea puede ser una adición posterior al cuento de la búsqueda original, aunque debe haber aparecido antes de 700 a. C., como lo es en Hesíodo. Tal historia no se considera en Sirius, no obstante de que ha habido al menos dos siglos de debate académico al respecto.

Para Temple, el mito de Jasón es mucho más que una aventura. Sus opiniones sobre Jasón son algo difíciles de seguir, ya que están diseminadas a través de Sirius, pero la versión abreviada va así:

Jasón y los cincuenta Argonautas representan a Sirio A (la estrella principal que vemos en el cielo) y el período de cincuenta años que tarda Sirio B (la estrella compañera oculta) para viajar alrededor de Sirio A. El Argos, su barco, es el sistema adoptado en su conjunto, con sus cincuenta remos que representan a cada año de la órbita de Sirio B 9. En esto, los Argonautas son, por lo tanto, el equivalente de los Annunaki, los cincuenta dioses anónimos de los Sumerios (recordemos que los argonautas originalmente no tenían nombre), quienes por lo tanto son también símbolos la órbita de cincuenta años de de Sirio B 10. Jasón, cuyo nombre cree Temple que significa “apaciguador”, es un cobarde irresponsable 11 que usurpó una posición en un mito de ciclos que originalmente se centraba en el épico viaje de Heracles (Hércules) 12, quien a su vez es un reajuste posterior de una figura mitológica todavía anterior, Briareo, uno de los monstruos de cien manos y cincuenta cabezas, que asaltó el Olimpo y fueron encarcelado en el Tártaro. Por lo tanto, concluye Temple, Briareo fue el capitán original del Argos 13. En forma confusa, y tal vez en contradicción parcial, Jasón también se identifica como una versión del héroe Sumerio Gilgamesh, principalmente sobre la base de que ambos tuvieron cincuenta compañeros y muchas aventuras 14.

Desde este marco, Temple después se ramifica en excursiones cada vez más extravagantes que están fuera del alcance de este artículo.

Dado que los defensores de Temple citan con frecuencia a su vasto historial académico y su profundo conocimiento de la mitología y la historia antigua, es justo preguntarse qué tan académico es el marco mitológico de Temple. Podemos empezar por prescindir de un punto con bastante facilidad. El “irresponsable” Jasón fue creación de Apolonio de Rodas, quien escribía en el período helenístico, quinientos o seiscientos años después de la época homérica de la poesía épica, y un milenio después de que el cuento de Jasón pudo haberse originado en la Grecia micénica. Apolonio a propósito reposiciona al héroe como un ser humano vulnerable pero valiente, en consonancia con los gustos y valores de la época 15. Dado que este es un desarrollo tardío, puede no tener nada que ver con el mito original o con sus antecedentes supuestamente extraterrestres. Del mismo modo, no se puede encontrar ningún apoyo para la opinión de Temple acerca de que significado del nombre de Jasón sea “apaciguador”, mientras que casi todas las fuentes académicas derivan su nombre de la palabra griega “curar” 16. Temple no proporciona ninguna cita más allá de su propia afirmación, y yo soy incapaz de determinar el razonamiento de su presunción.

Con seguridad se puede prescindir de estos puntos de menor importancia, y podemos pasar a la parte medular del argumento de Temple sobre Jasón. Vamos a empezar por preguntarnos en qué se basa Temple para la identificación de Jasón como Hércules y Hércules como Briareo y / o Gilgamesh. Aquí, por fortuna, Temple ha hecho fácil nuestro trabajo. En todos estos casos, la fuente de sus identificaciones (y, de hecho, parece ser la totalidad de sus conocimientos sobre mitología griega) es Los Mitos Griegos de Robert Graves (1955), a quien cita expresamente. Graves identifica a Jasón y Hércules de esta manera: “Jasón y Heracles, de hecho, son la misma caracterización, en la medida en que el mito del matrimonio-tarea concierne… Jasón era, por supuesto, un título de Hércules” 17. Aquí Graves sostiene que las dos historias reflejan las tareas asociadas con la realeza sagrada, y que Heracles en un momento llevaba el título de un Jasón (es decir, “curandero”, un significado anteriormente rechazado por Temple). Esto no es exactamente lo mismo que decir que Heracles fue capitán del Argos, y Temple parece ir más allá de Graves en este punto.

Del mismo modo es muy delgado el terreno que une a Heracles con Briareus. Graves sostiene que las Columnas de Hércules, una vez se asociaron con Briareus y posteriormente asignadas a Heracles después de que el mito de Briareo “desapareció de la memoria”, aunque él dice (sin prueba o explicación) de que el primer Heracles fue nombrado Briareus 18. Los problemas de Temple se ven agravados cuando se descubre que Graves identifica a Heracles directamente con Gilgamesh 19 sin la necesidad de Briareo ni la referencia a los Argonautas. Peor aún, Graves identifica específicamente a Aquiles como otra “variante” de Gilgamesh, y cita el mito mayor del descenso de Jasón al estómago del dragón (uno que Temple ignora) con relación a la historia de la Biblia sobre Jonás y la ballena. ¡Jonás se cita como sinónimo de Marduk, el dios babilonio!

Como el lector habrá adivinado, Graves, que era poeta y novelista y no académico, tenía un particular y peculiar gusto por encontrar las correspondencias entre fantasía y personajes mitológicos para imponer sus idioscincráticos puntos de vista sobre los mitos griegos. Inmediatamente después de la publicación de Los Mitos Griegos, los críticos atacaron a Graves por su “defectuosa escolaridad” 20 para los que no había “pruebas imaginables” para apoyar su “inexactitudes, evasiones, las analogías improbables, y etimologías amateur” 21. En resumen, su escolaridad no era de fiar, y ningún académico respetable usaría las teorías de Graves sin abundante apoyo documental, lo que no se encuentra en El Misterio de Sirio. Sin embargo, Temple ve a Graves como “valioso” y “superior” 22.

Para Robert Temple confiar en el libro de Graves no sólo como una referencia secundaria conveniente para los mitos griegos, sino como la base fundamental para su comprensión de la mitología y la interrelación de los mitos entre sí, es simplemente insostenible. Incluso cuando Temple comenzó a escribir Sirius en 1967, los errores de Graves eran bien conocidos; ára la época de la revisión de Sirius en 1998, la continuación de la dependencia en estas erróneas interpretaciones era inexcusable.

Aquí hay una complicación adicional para la teoría de Temple. Dado el vasto período de tiempo durante el cual el mito de Jasón se contó una y otra vez, desde la Edad de Bronce hasta las versiones finales escritas bajo el Imperio Romano, sería razonable que la prehistórica tradición sobre Sirio debería conservarse mejor en las versiones y alusiones más antiguas de del mito, que a los extraterrestres más cercanos en el tiempo, y sus enseñanzas. Pero Temple no tiene en cuenta esto y en su lugar toma la versión de Graves como “estándar” (excepto los héroes aparentemente intercambiables). Todo esto por encima del hecho de que Graves advierte que los historias antiguas de Argonautas ¡no se parecían en nada la a historia de la época helenística! 23.

Aparte de un barrido superficial a la aparición de Hércules y de Orfeo en Apolonio, Temple no hace ningún intento para separar las interpolaciones tardías de las tradiciones más antiguas, presentando así todos los desechos de la leyenda a partir de 1500 aC a 250 aC, como parte de un complejo unificado Sirio-Jasn, como aunque el mito no registraron cambios en sus detalles por mil años. Esto sería el equivalente de tratar de estudio de Gran Bretaña medieval usando sólo Idilios del Rey de Tennyson (1856-1885) y una idea aproximada de que el Rey Arturo vivió en la Edad Media. Obviamente, uno no puede afirmar, sobre la base de una recreación moderna de la última versión de un mito, que una tribu africana son los descendientes de carne y hueso de estos héroes míticos.

En este punto, se debe decir que cualquier relación directa entre los cincuenta remeros de Jasón y los “cincuenta” Anunnaki es completamente especulativa. Mientras que los Anunnaki en ocasiones pueden ser referidos con un número de cincuenta (aunque Temple no da ninguna fuente para esto), su número varía en el mito. Los babilonios, por ejemplo, los consideraban con un número de trescientos 24. Sin embargo, para darle al diablo su oportunidad, Gilgamesh tenía cincuenta compañeros en las primeras versiones de su mito (2000 a. C.), aunque estos se quedaron fuera en las últimas versiones de los milenios I y II a.C., las versiones actuales, con el mito de Jasón, fueron promulgadas y eventualmente registradas. Sin embargo, siendo la mitad de cien, cincuenta era un número muy común en la mitología, y a menos que escojamos la lectura de todas referencias a “los cincuenta” como tradición de Sirio, tiene que haber algo más que argucias lingüísticas para justificar tal interpretación de una visión más bien poética del número 25.

Espero que esta revisión del abuso Temple respecto al antiguo mito de El Misterio de Sirio

ha logrado dos cosas: primero, demostrar que un autor que no se puede confiable en las cosas grandes (la verdad sobre visitas extraterrestres), tampoco es confiable en las cosas pequeñas; y segundo, poner a buen recaudo el mito persistente, que incluso si uno no coincide con las conclusiones de Temple acerca de hombres rana inteligentes con tecnología espacial, de que su educación y erudición siguen siendo una importante contribución al estudio de la antigua mitología e historia.

Hay también un poco de ironía poética en todo esto. El conocimiento de Robert Temple sobre Jasón y los argonautas, y el desarrollo y la historia de la narración, parece ser que se derivan por completo de Robert Graves y su Mitos Griegos. Temple no cita directamente a las narraciones de Jasón por Hesíodo, Píndaro y Apolonio, autores antiguos de quienes derivamos nuestro conocimiento del mito 26. Si lo hubiera hecho, sólo pudo haber notado un curioso pasaje de Apolonio, quien describe la primera vista de Medea de Jasón en su reunión clandestina en el templo de Hécate: “Él se le apareció como ella deseaba, como Sirio saltando alto desde el Océano … ” 27. Ahí lo tienen: ¡Jasón es Sirius! Por supuesto, esto no es más que un poco de similitud poética, pero su omisión subraya lo escasamente investigado que es en realidad El Misterio de Sirio, a pesar de sus cientos de notas al final y la reputación como el libro de la persona pensante detrás del antiguo astronauta.

(Reprinted with permission from the copyright holder the Skeptics Society and Skeptic magazine, www.skeptic.com)


Referencias:

1. Van Beek, W. E. A. 1991. “Dogon Restudied: A Field Evaluation of the Work of Marcel Griaule,” Current Anthropology 32, no. 2, pp. 139–167.

2. Ver bibliografía en la entrada de The Skeptic’s Dictionary para Dogon para una lista parcial de críticas y refutaciones (www.skepdic.com/dogon.html).

3. Wilson, R. A. 1992. Right Where You Are Sitting Now: Further Tales of the Illuminati. Ronin Publishing, p. 78.

4. Kennedy, J. 2004. Beyond the Rainbow: Renewing the Cosmic Connection. Buy Books, p. 149.

5. Spenser, L. R. and South, C. L. 1999. The Oz Factors: The Wizard of Oz as an Analogy to the Mysteries of Life. Lulu, n.p.

6. La RAS está “abierta a cualquier persona mayor de dieciocho años”, sin títulos o requisitos académicos y la membresía no implica el reconocimiento oficial de la organización o apoyo de opiniones de los socios (véase “¿Cómo a unirse” en www.ras.org.uk). Lo mismo se aplica a la Sociedad para la Promoción de Estudios Helénicos, de la Egypt Exploration Society y la Real Sociedad Histórica, todo lo cual aparece como afiliaciones de Temple en el Sirio de 1998.

7. Temple reproduce (al revés) una imagen en la revisión de 1998 de Sirio e identifica la figura femenina con Medea, a pesar de la obvia armadura, la égida, y la lechuza (no como sostiene Temple, una paloma del oráculo), símbolos de Atenea. También identifica erróneamente el peto de cabeza de medusa de Atenea como una “serpiente”, y su armadura como escamas de dragón. Temple confiesa la ignorancia del significado de la imagen, lo que implica que no recuerda la interpretación de Graves de esta imagen, ni investigado la literatura científica, que había examinado la imagen por lo menos desde el siglo XIX. En otra placa (de nuevo invertida en espejo), que identifica erróneamente una escena estándar de Medea quien por arte de magia logra la resurrección de un carnero como una transmutación alquímica de un carnero en oro y Pelias como Jasón, lo que demuestra su falta de familiaridad con la literatura científica y la mitología griega en general.

8. Sacks, D., Murray, O., and Bunson, M. 1997. A Dictionary of the Ancient Greek World. New York: Oxford University Press, p. 125; Mackie, C. J. 2001. “The Earliest Jason.” Greece and Rome 48, no. 1, pp. 1–17. De hecho, Yolco era un centro micénico con una amplio astillero, que es quizá la razón por la que la leyenda de Jasón comienza allí..

9. Temple, R. 1998. The Sirius Mystery: New Scientific Evidence of Alien Contact 5,000 Years Ago. Rochester, VT: Destiny Books, pp. 95–96.

10. Temple, p. 120.

11. Temple, p. 153.

12. Temple, p. 156.

13. Temple, p. 220.

14. Temple pp. 118–119.

15. Jackson, S. 1992. “Apollonius’ Jason: Human Being in an Epic Scenario.” Greece & Rome 39, no. 2, pp. 155–162.

16. Mackie, p. 2. Mackie informa que “Apaciguador” es “una etimología muy secundaria” que no aparece en la literatura académica sobre Jasón (comunicación personal, Julio 30, 2009).

17. Graves, R. 1993. The Greek Myths. New York: Penguin, p. 602.

18. Graves, p. 497.

19. Graves, p. 451.

20. Rose, H. J. 1955. Review of The Greek Myths by Robert Graves. The Classical Review 5, no. 2, p. 208.

21. Macpherson, J. 1958. Review of The Greek Myths by Robert Graves. Phoenix 21, no. 1, p. 17.

22. Temple, p. 146.

23. Graves, p. 581.

24. Turner, P. and Coulter, C. R. 2001. Dictionary of Ancient Deities. New York: Oxford University Press, p. 59.

25. Cfr. La frecuente práctica antigua de la utilización de un número redondo como 1,000 o 10,000 como sinónimo de una serie interminable (como hacemos con los “chorrocientos”), o la aparición frecuente de las tríadas y trinidades en el mito. Algunos números aparentemente son más poéticos que otros y no es necesario referirse a la ciencia espacial alienígena.

26. Temple incluye estos autores en su bibliografía, pero mientras sus notas citan a pasajes de Hesíodo y Píndaro, no se trata de pasajes relacionados con los Argonautas, una omisión sorprendente dada la admitida centralidad de la historia de los Argonautas con El Misterio de Sirio. No he podido encontrar una sola cita directa de Apolonio (o de Hesíodo o de los cuentos de Píndaro sobre Jasón) no mediada a través de Graves.

27. Apollonius of Rhodes. 1998. Jason and the Golden Fleece, trans. Richard Hunter. New York: Oxford University Press, p. 88.

Share Button

El hombre no ha sabido organizar un mundo para sí mismo y es un extraño en el mundo que él mismo ha creado. Alexis Carrel Desde eSkeptic por Jason Colavito Traducción: Pablogger Más de tres décadas después de su publicación, El Misterio de Sirio, de Robert Temple, sigue siendo una obra de referencia importante para […]

Share Button
Read More

8 fenómenos que desafían a la ciencia

Ciencias 0 No Comments

El hombre es el más misterioso y el más desconcertante de los objetos descubiertos por la ciencia.

Ángel Ganivet


Desde Scientific American.
Traducción: Pablo


Para cerrar la Semana de Comienzos de Scientific American, se presentan ocho fenómenos cuyo origen es desconocido, o a los que les falta una descripción definitiva de su origen y causa. La lista no es completa, la Ciencia y los lectores pueden tener sus propios misterios favoritos.


STOCKPHOTO/CORNISHMAN


1. La estacionalidad de la GRIPE


La gripe y el clima frío van de la mano en las zonas templadas: En el hemisferio norte la temporada de gripe generalmente empieza en noviembre y se extiende hasta abril. Pero los virus de la gripe se distribuyen durante todo el año. Muestran muy poca estacionalidad en los trópicos, y las nuevas cepas puede surgir durante los meses más cálidos, como el de la influenza AH1N1 este año.Los investigadores han elaborado con muchas posibles razones para explicar por qué los virus de la gripe no pandémica se adquiere sólo en ciertas épocas del año. El aire frío y seco parece ayudar al virus a sobrevivir en las superficies. La falta de vitamina D, la vitamina del sol, puede debilitar el sistema inmunológico de las personas durante el invierno, tal vez preparando el terreno para las infecciones. En clima frío, también, las personas tienden a quedarse en casa y se amontonan en las escuelas y oficinas, aumentando las probabilidades de una transmisión de persona a persona. Los sistemas de calefacción interior también podrían desempeñar un papel, transportando aerosoles emitidos por la tos a zonas alejadas dentro de los edificios.

Las razones suenan plausibles, pero poca investigación se ha realizado para apoyar o rechazar las teorías. En una revisión de 2007 sobre la influenza estacional, Eric Lofgren, de la Escuela de Medicina de la Universidad de Tufts y sus colegas escribieron que la estacionalidad es probable que sea el resultado de “interacciones no tan directas de muchos factores diferentes.”


WIKIMEDIA COMMONS/MAI-LINH DOAN

2. Super conductividad de ALTA TEMPERATURA

 

A finales del decenio de 1980 los físicos estaban asombrados por el comportamiento eléctrico de compuestos cerámicos basados en óxidos de cobre. Estos materiales pueden conducir la electricidad sin resistencia muy por encima de la temperatura del nitrógeno líquido (77 grados Kelvin, o -196 grados Celsius). Anteriormente, la superconductividad se produjo sólo en los metales enfriados cerca del cero absoluto (-273 grados C). (La imagen muestra un imán que levita mediante el potente campo magnético de polaridad opuesta generada por un superconductor de óxido de cobre enfriado con nitrógeno líquido.)

La temperatura de transición relativamente alta observada en los óxidos de cobre revolucionó el campo y obligó a los físicos a reconsiderar la causa aceptada de la superconductividad, llamada la teoría BCS. Esta postula que la supercorriente ocurre cuando los electrones se emparejan. Un electrón moviéndose a través de la sustancia ligeramente atrae el material cargado positivamente de la red cristalina, dejando una estela de carga positiva ligeramente más densa detrás de él; un segundo electrón se sentiría atraídos hacia esta estela. De esta manera, los así llamados pares de electrones de Cooper se unen débilmente entre sí, y un mar de ellos podría fluir a través de la red sin perder energía. Pero la teoría también predice que, por encima de los 30 K, el calor ambiental causa que la red vibre demasiado, desestabilizando los pares de Cooper.

Los óxidos de cobre, que pueden supercondcir a temperaturas de hasta 164 K bajo las circunstancias adecuadas, indican claramente que es necesaria una nueva teoría. Los pares de Cooper se forman todavía, pero lo que los atrajo y los mantiene unidos ha eludido una explicación definitiva. El descubrimiento de los superconductores con base de hierro, que también funcionan muy por encima del cero absoluto, pero por debajo de los óxidos de cobre, podría dar algunas pistas esenciales.


STOCKPHOTO/LAURES

3. IDIOMA

 

En algún momento después de que los chimpancés y los humanos divergieran de un antepasado común hace seis millones de años, los humanos desarrollamos la capacidad para hablar – y para chismear, discutir, quejarnos y pontificar. Pero debido a que los tejidos blandos, como cuerdas vocales, laringe, lengua, úvula y cerebro no se conservan en el registro fósil, no sabemos cuando nuestros ancestros desarrollaron la capacidad física para hablar o cuánto tiempo les llevó desarrollarla.

Otros animales pueden comunicarse – la llamadas de alarma de perros de la pradera para avisar de un depredador cercano, por ejemplo, o el maullido de un gato hambriento para decirle a su dueño que desea comida. Pero carecen de la complejidad y la gramática de un idioma. Y la forma en que los bebés desarrollan la capacidad ha sido ampliamente debatida sin una clara solución. Tal vez los seres humanos tienen una “gramática universal” innata, como afirma Noam Chomsky, o tal vez surge como parte del proceso general de nuestros grandes cerebros y la cultura circundante.

En su libro, La primera palabra: la búsqueda de los orígenes de los idiomas (Viking 2007), Christine Kenneally preguntó a varios investigadores clave si un barco lleno de bebés encallara en una isla desierta, ¿podrían estos desarrollar un lenguaje? Casi todos estuvieron de acuerdo en que se desarrollaría algún tipo de comunicación, pero no estaban de acuerdo si surgiría un idioma “normal” totalmente formado.


NASA/GODDARD SPACE FLIGHT CENTER SCIENTIFIC VISUALIZATION STUDIO

4. Materia sobre la antimateria

 

Encontramos belleza en la simetría, pero sin una pieza clave de asimetría, no sería posible apreciar las cosas buenas. En el ámbito de las colisiones de partículas y de los procesos cuánticos, la antimateria se produce tan a menudo como la materia ordinaria. De hecho, el Big Bang debería haber producido la misma cantidad de ambas – no una buena cosa, porque cada trozo de antimateria destruye una cantidad igual de la materia. El big bang por lo tanto debería haber creado un universo de sólo luz y energía, libre de sólidos líquidos o gases.

Es posible que el Big Bang, efectivamente, crearse antimateria suficiente para crear anti-soles, anti-planetas, anti-galaxias y similares, y que existan en alguna parte en bolsillos separados del universo. Pero décadas de observaciones del espacio profundo hacen que esa posibilidad parezca poco probable.

Por lo tanto, se produjo algún tipo de asimetría sesgando la evolución del universo hacia la materia. No hacía falta mucho, sólo una partícula de materia extra por cada mil millones de pares partícula-antipartícula. Los investigadores han descubierto una asimetría entre el comportamiento de la materia y de antimateria, llamada violación de carga-paridad, lo que podría haber sesgado las cosas a este lado del mundo material. Pero para que este sesgo sutil se tradujera en un exceso de materia, el universo primordial habría tenido que pasar por un desgarrador período de condiciones de desequilibrio, y hasta ahora nadie sabe cómo podría haber sucedido.


SIMON SWORDY (U. CHICAGO), NASA

5. Rayos cósmicos de Ultra-alta energía

 

Normalmente pensamos en las partículas subatómicas como pequeñas e inocuas. Sin embargo, el 15 de octubre de 1991, los astrónomos vieron a una partícula chocar contra la atmósfera de la Tierra con la energía de una bola de bolos al caer sobre tu pie. Varias docenas de otras partículas han llegado a nosotros desde entonces. Lo que sea que las dispare, hace que el Gran Colisionador de Hadrones, el acelerador de partículas más potente del mundo, parezca una pistola de juguete. Ni siquiera la explosión de una supernova podría realizar esa tarea y, en cualquier caso, las partículas de esa potencia deberían perder su energía en su camino.

Así que los físicos han especulado acerca de formas exóticas de la materia y en los fracasos de las leyes conocidas de la física. Pero hace dos años el Observatorio de Rayos Cósmicos Pierre Auger en el oeste de Argentina consideró que las partículas parecen provenir de galaxias cercanas. Gigantescos agujeros negros o super-supernovas en estas galaxias podrían provocar ondas de choque que imprimiesen una buena patada a esas partículas, y están lo suficientemente cerca para que las partículas conserven la mayor parte de su energía. Los detalles, sin embargo, siguen siendo vagos. – George Musser



ISTOCKPHOTO/DTIMIRAOS

6. Asimetría

 

Las moléculas orgánicas están comúnmente construidas alrededor de un átomo de carbono unido a cuatro átomos o grupos de átomos. Cuando al menos dos de estos átomos (o grupos de átomos) son los mismos, la estructura es simétrica en espejo; su imagen en espejo es la misma, sólo girada. Cuando los cuatro son diferentes, sin embargo, la molécula carece de esta simetría, y se presenta en dos variedades distintas, como las manos. En general, estas variedades se comportan químicamente igual, pero la vida en nuestro planeta sólo utiliza una de ellas. Eso, por sí mismo, no es un misterio: las formas son fundamentales en las reacciones bioquímicas y reaccionando para ambas formas en espejo podría haber sido muy complicado.

Sin embargo, ¿por qué la vida eligió la variedad que eligió? Algunos piensan que fue una mera casualidad, pero otros piensan que la elección es una pista sobre el origen de la vida. Tal vez los cristales, que pueden separar las dos variedades, proporcionaron un andamio de Proto-vida, o tal vez los bloques constitutivos de la vida vinieron del espacio exterior, donde la luz polarizada de estrellas tamizó las variedades. – George Musser


ISTOCKPHOTO/PALTO

7. SEXO

 

O dicho de otra manera, ¿por qué existen los machos? Si no fuera por el programa de masculinidad que partió plaza con un cromosoma llamado Y (que contiene una docena de genes, en comparación con el cromosoma X de 2,000 a 3,000), todos los embriones humanos procederían a transitar por un camino predeterminado de desarrollo y a convertirse en mujeres.

La vida temprana se reproduce asexualmente, pero al menos hace mil millones de años, surgió el sexo. Hoy en día, sería difícil encontrar un organismo pluricelular que no se reprodujera sexualmente (aunque algunos pueden reproducirse de ambas formas, como el dragón de Komodo y su capacidad de partenogénesis). Pero por qué el sexo evolucionó y aun persiste, no es del todo claro. Con todas las cosas iguales, un grupo de reproductores por clonación debería proliferar más rápido que las maravillas competitivas del sexo y los llevarían a la extinción. Después de todo, los asexuales no tienen que gastar tiempo ni preciosa energía en busca de compañeros y de mejores ocurrencias que, “¿Vienes por aquí a menudo?” Afortunadamente para los seres sexuales, todas las cosas no son iguales, y teniendo en cuenta su enorme éxito, el sexo debe ser altamente adaptable. Ciertamente, el sexo mezcla de manera eficiente los genes, pero la forma en que esta mezcla mejora la aptitud evolutiva no está del todo clara. Tal vez elimina las malas hierbas o enmascara las mutaciones, la mayoría de las cuales son perjudiciales, mejor que la clonación. O tal vez el sexo equipa a los organismos con genes de defensa para repeler mejor los parásitos y las enfermedades que producen.


RYAN REID

8. Spin del PROTON

 

Los protones tienen una propiedad conocida como spin, la contraparte en física cuántica de la clase más familiar, la rotación común. Pero a diferencia de la rotación de un trompo, el spin de los protones gobierna la interacción magnética entre los protones y otras partículas, una propiedad que permite tomar imágenes de resonancia magnética (MRI).

La magnitud del spin de un protón es siempre la misma y se fija convencionalmente en 1/2. Para tenerlo en cuenta, uno podría pensar que el giro proviene únicamente de los tres quarks que forman el protón: dos quarks up (con spin 1/2 cada uno) y un quark down (-1/2, ya que su spin apunta en dirección contraria). Totalizando los rendimientos del spin de los quarks se obtiene el spin del protón, de 1/2. Del mismo modo, el spin de los neutrones (un quark up, dos down) podría resumirse de una manera similar.

Pero los experimentos con aceleradores de partículas han refutado esa imagen simple. En la década de 1980 los físicos colisionaron electrones energéticos y otras partículas con protones: midiendo su desviación se confirman los spines dentro de cada protón. Los experimentos demostraron que el spin de los quarks representan menos del 30 por ciento de espín del protón. Para resolver esta “crisis de spin”, los físicos empezaron a examinar otros factores que pueden contribuir al spin, como los gluones, que mantienen unidos a los quarks, el movimiento orbital de los quarks dentro del protón y la aparición momentánea de quarks virtuales. Muchas de las características son cada vez más claras gracias a años de experimentos y cálculos, pero los físicos aún no explican completamente el spin protónico.

Share Button

El hombre es el más misterioso y el más desconcertante de los objetos descubiertos por la ciencia. Ángel Ganivet Desde Scientific American. Traducción: Pablo Para cerrar la Semana de Comienzos de Scientific American, se presentan ocho fenómenos cuyo origen es desconocido, o a los que les falta una descripción definitiva de su origen y causa. […]

Share Button
Read More

El cerebro humano y el número de universos en un multiverso

Ciencias 1 1 Comment

El hombre es un pedazo del universo hecho vida.

Ralph Waldo Emerson



Desde New Scientist
Por Amanda Gefter
Traducción: Pablo Gamborino


¿Cuántos universos hay? Los cosmólogos Andrei Linde y Vitaly Vanchurin de la Universidad de Stanford en California calculan que el número empequeñece los 10500 universos postulados en la teoría de cuerdas, y eleva el provocativo concepto de que la respuesta puede depender del cerebro humano.

La idea de que hay más de un universo, cada uno con sus propias leyes de la física, surge de varias teorías diferentes, incluyendo la teoría de cuerdas y la inflación cósmica. Este concepto de “multiverso” podría explicar un misterio desconcertante – ¿Por qué la energía oscura, la furtiva fuerza que está acelerando la expansión del espacio, parece improbablemente afinada para la vida?. Con un gran número de universos es probable que haya uno que tenga un valor de la energía oscura como en el nuestro.

Calculando la probabilidad de observar este valor – y otras características del cosmos – depende de cuantos universos de distintos tipos habitan el multiverso. La teoría de cuerdas describe 10500 universos, pero sólo contabiliza los diferentes estados de vacío, que son como los lienzos en blanco en el que están pintados los universos. Las características de cada lienzo determinan como se verá el cuadro general – tal como las leyes de la física en ese universo – pero no los detalles.

Gracias a la aleatoriedad de la mecánica cuántica, dos estados de vacío idénticos pueden acabar como universos muy diferentes. Pequeñas fluctuaciones cuánticas en el universo primitivo se extienden a escalas astronómicas por la inflación, el período de expansión más rápido que la luz justo después del Big Bang. Estas fluctuaciones establecen un modelo gravitacional que finalmente determina la colocación de las estrellas y galaxias en el cielo. Pequeñas diferencias en la forma de estas fluctuaciones pueden producir un universo en el que la Vía Láctea es ligeramente más grande, o más cercana a sus vecinas.

Así que ¿cuántos de estos universos diferentes pueden producir las fluctuaciones cuánticas de la inflación? De acuerdo con Linde y Vanchurin, el total es de aproximadamente 101010,000,000 – esto es 10 elevado a un número que finaliza con 10 millones de ceros (arxiv.org/abs/0910.1589). De pronto, el multiverso de la teoría de las cuerdas de 10500 universos parece más bien claustrofóbico.

Podría ser, sin embargo, que este número sea irrelevante, y que en un mundo gobernado por la física cuántica, lo que importe es cuántos universos puede distinguir un solo observador. “Antes de la mecánica cuántica”, dice Linde, “pensábamos que la realidad era una palabra bien definida”. En la física clásica, los observadores son irrelevantes – simplemente queremos saber cuántos universos existen.

Es posible que no importe cuántos universos existen, sino cuántos puede diferenciar un solo observador.

Según la física cuántica, los observadores afectan los sistemas que miden (ver “visión restringida“). Si los observadores son una parte integrante de la fórmula cósmica, entonces es posible que no importe cuántos universos existen, sino cuántos puede diferenciar un solo observador Si el observador es una persona, eso depende de la cantidad de bits de información que su cerebro puede procesar. “Basado en el número de sinapsis en un cerebro normal, un observador humano puede registrar 1016 “, dice Linde. Eso significa que los seres humanos pueden diferenciar 101016 universos, que es mucho más manejable que los 101010,000,000 que Linde y Vanchurin encontraron, para empezar.

¿Pero el cerebro humano realmente desempeña un papel en la realización de predicciones en el multiverso? “Esto va más profundo en la filosofía”, dice Linde. “Es una pendiente resbaladiza”.

Alex Vilenkin cosmólogo de la Universidad de Tufts en Boston, es igualmente ambivalente. “Podría estar bien que lo importante sea lo que un observador ve,”, dice. “Pero hay cosas que un observador podría no ver, que todavía están allí.”

Visión restringida

La teoría cuántica divide el mundo en dos partes: el sistema en estudio y el resto del mundo, que contiene al observador. El sistema se cierne en un estado fantasmal cercano a la existencia formado por un sinfín de posibilidades hasta que el observador hace una medición – y lo reduce a una sola realidad.

La cosmología sufre la paradoja de que ningún observador puede estar fuera del universo – por lo que el universo está condenado a pasar la eternidad como sólo una vaga posibilidad. La lección de la cosmología cuántica es que no podemos hablar del universo como un todo, sino sólo lo que un observador dado en su interior puede medir. Aplicando esa lección al multiverso, Andrei Linde y Vitaly Vanchurin sugieren que lo que importa no es el número total de universos posibles, sino el número de universos un solo observador podía distinguir.

Si ese observador es un ser humano, su cerebro limita la cantidad de información que puede registrar. Pero cualquier observador – incluso alguien inanimado como una galaxia – está limitado en la información que puede almacenar. Estas limitaciones en lo que los observadores pueden medir reduce gradualmente el número de universos que entran en juego en las predicciones cosmológicas. Esto significa que un observador podría hacer una diferencia en la explicación del valor de las cosas, como la energía oscura.

Share Button

El hombre es un pedazo del universo hecho vida. Ralph Waldo Emerson Desde New Scientist Por Amanda Gefter Traducción: Pablo Gamborino ¿Cuántos universos hay? Los cosmólogos Andrei Linde y Vitaly Vanchurin de la Universidad de Stanford en California calculan que el número empequeñece los 10500 universos postulados en la teoría de cuerdas, y eleva el […]

Share Button
Read More

María Izquierdo: una mexicana más en el cielo

Astronomía 2 2 Comments

Bautizan cráter en Mercurio con el nombre de la pintora mexicana María Izquierdo, quien comparte distinción con Sor Juana y Luis Enrique Erro

El teléfono, María Izquierdo

 En reconocimiento a su obra pictórica mundialmente reconocida, la Unión Astronómica Internacional (UAI) bautizó un cráter de Mercurio con el nombre de la artista plástica mexicana María Izquierdo (1902-1955).

De acuerdo con información del sitio electrónico de la sonda espacial Messenger de la NASA, hace casi un año que sobrevoló la superficie de Mercurio y descubrió 16 nuevos cráteres, a los que la Unión Astronómica Internacional (UAI) decidió dar el nombre de algunas personalidades, desde “Abedin”, en honor al pintor y grabador originario de Bangladesh; “Benoit”, por
uno de los primeros miembros del movimiento de arte haitiano conocido como Ingenua Arte; “Berkel”, en memoria de un pintor turco; “Juan Calvino”, por el escritor italiano; “Joe Coleman”, el dramaturgo ghanés; “André Derain”, el cofundador de la corriente pictórica fauvista”, y “Charles A. Eastman”, médico y reformador estadounidense.

Otros nombres asignados a estos cráteres son el del poeta libanés Gibran Kahlil; el del escritor estadounidense Ernest
Hemingway, el pintor neozelandés “Frances Hodgkins”; el grabador japonés “Utagawa Kunisada”, la fotógrafa estadounidense “Dorothea Lange” y ahora María Izquierdo.


Con este nombramiento, México logra una importante presencia en el firmamento, ya que otro cráter de Mercurio ya había tomado el nombre de la poeta y musa Sor Juana Inés de la Cruz (1651-1695).

Uno de los cráteres de la Luna recibe el nombre del astrónomo Luis Enrique Erro (1897-1955), el asteroide 944 fue bautizado con el del padre de la Patria, Miguel Hidalgo y Costilla (1753-1811) y el 6349 con el de “Acapulco”, en honor a puerto guerrerense de fama internacional.

El cometa Haro-Chavira lleva el nombre de los dos astrónomos mexicanos Guillermo Haro y Enrique Chavira, sus descubridores, asícomo los numerosos objetos Haro-Herbig que son capullos de formación de estrellas que fueron detectados también por el primero y por su colega George H. Herbig.

María Izquierdo estudió en la Academia de San Carlos, tuvo maestros como Germán Gedovius y Manuel Toussaint aunque su influencia más profunda la obtuvo de Rufino Tamayo.

Fuente: El financiero

Share Button

Bautizan cráter en Mercurio con el nombre de la pintora mexicana María Izquierdo, quien comparte distinción con Sor Juana y Luis Enrique Erro  En reconocimiento a su obra pictórica mundialmente reconocida, la Unión Astronómica Internacional (UAI) bautizó un cráter de Mercurio con el nombre de la artista plástica mexicana María Izquierdo (1902-1955). De acuerdo con […]

Share Button
Read More

El Hombre en la Luna

Astronomía 3 3 Comments

El Apollo 11, despegó el 16 de julio de 1969 de Cabo Cañaveral a las 13:32:00 hrs (tiempo local) y alunizó el 20 de julio de 1969 a las 20:17:40.

El tiempo total que duró en la Luna fue de 21 horas, 36 minutos, 20 segundos.

Aterrizó de regreso el 24 de julio de 1969 a las 16:50:35

Videos del momento histórico:

Archivo de la CBS -tiempo continuo, no resumen-:
Parte 1

Parte 2

Parte 3

Parte 4

Parte 5

Parte 6

Parte 7

Final

Resulta interesante sin embargo, que hay muchos que dudan que el hombre haya realmente llegado a la Luna, que consideran algunos detalles del video como “pistas” de su falsedad. Detalles como el movimiento ondulante de la bandera estadounidense, la paralelidad de las sombras, la aparente ausencia de estrellas en las imágenes, que si el Apollo 11 no hizo cráter al descender ni su motor levanta polvo, etc.

Asimismo hay mucha evidencia técnica que puede explicar esas dudas, así como material traído de la Luna, e inclusive imágenes telescópicas tomadas por terceros que prueban el caso.

Para los interesados en el tema les dejo aquí un link que me agradó: Intercosmos: el hombre sí pisó la Luna.

Share Button

El Apollo 11, despegó el 16 de julio de 1969 de Cabo Cañaveral a las 13:32:00 hrs (tiempo local) y alunizó el 20 de julio de 1969 a las 20:17:40. El tiempo total que duró en la Luna fue de 21 horas, 36 minutos, 20 segundos. Aterrizó de regreso el 24 de julio de 1969 […]

Share Button
Read More

Carolina Aranda: México “tan cerca” del futbol y tan lejos de la ciencia

Ciencias | Educación | Inteligencia | Videos 5 5 Comments

Esta no es una noticia reciente, pero no dejo de recordarla cada que veo a la gente embebida en el futbol –Panem et circe-, por lo cual creo que merece una enésima publicación también en este espacio.

Carolina Aranda, hace dos años, el 4 de junio leyó este discurso -escrito por ella misma- en el Congreso Mexicano de Pediatría realizado en el WTC en la Ciudad de México:

A las personas de hoy casi no les interesa la ciencia; les interesa más el fútbol. Los periódicos pocas veces tienen notas de ciencia y la radio y la televisión casi nunca. Sólo publican cuando ocurre algo que no pueden ocultar, como cuando llegó a la luna Neil Armstrong.

Todos los días aparecen notas de fútbol, entrevistas con jugadores y hasta nos cuentan chismes de su vida: que si Galilea Montijo fue novia de Cuauhtémoc Blanco… pero no toman en cuenta que tenemos derecho a estar bien informados sobre ciencia. Y así como sabemos tanto de fútbol sabemos tan poco y tan mal de nuestros científicos que da pena. Ese es el caso de Guillermo Haro. Guillermo Haro, astrónomo mexicano, descubrió cometas y muchos cuerpos celestes y no cuenta siquiera con una biografía.

He visitado nueve grandes librerías y ninguna tiene nada sobre él. ¿Por qué apoyar más a los futbolistas que a los científicos? ¿Son mejores personas? ¿Producen mayor riqueza? ¿Nos divierten más? No creo: gracias a los científicos también nos divertimos, ellos inventaron las computadoras, Los iPod, los simuladores.

Además, salvo en algunos casos, los jugadores de fútbol nos hacen ver muy mal mundialmente y nuestros científicos, que nadie apoya no. Estoy segura que México es de los países que tienen algunos de los mejores científicos. Además nos hacen quedar muy bien. Son como los atletas paralímpicos que, sin apoyo, ganan medallas.

¿Por qué no apoyar una educación de excelencia? Tenemos derecho a ella. ¿Alguno de ustedes conoce a Guillermo Haro? Supongo que muy pocos. Y los que no, no tienen la culpa: cuando nuestro equipo de fútbol gana partidos de poca importancia hasta el Presidente los felicita y los entrevistan en todos lados. Cuando Guillermo Haro descubrió varias estrellas rojas y azules sólo lo felicitaron otros científicos.

Gracias a la ciencia calentamos en unos segundos la comida en el microondas, gracias a la ciencia nuestras madres no se pasan la vida lavando pañales. Estos inventos son resultado de las misiones al espacio. Por los científicos nuestra ropa es ligera y abrigadora. Por ellos podemos leer aunque se oculte el Sol o ver a cientos de kilómetros un partido de fútbol.

¿Les gusta la televisión a colores? Yo nunca conocí una en blanco y negro, y la televisión a colores fue invento del mexicano Guillermo González Camarena. Gracias a los científicos mexicanos podemos ver mejor las estrellas pues aquí se fabrican los mejores lentes de astronomía.

Hace un año el Instituto de Astronomía de la UNAM envió a las Islas Canarias un instrumento de precisión para el que será el observatorio más importante del mundo. Tiene nueve lentes y 270 piezas.

Y mirar astros nos debe importar porque somos, como escribió Carl Sagan, “polvo de estrellas”, de allí venimos. Países desarrollados como Alemania, Estados Unidos y Japón invierten mucho apoyo en ciencia. México cada vez invierte menos, y pese a ello contamos con grandes científicos como Guillermo Haro, que vivió y murió siendo un desconocido.

El premio Nóbel de Química, Mario Molina nació en México, pero se tuvo que ir a Estados Unidos. Por desgracia no es el único caso. Muchos jóvenes científicos hacen lo mismo.

¿No podría nuestro gobierno invertir más en educación? Tenemos derecho a una educación de excelencia.

Me da pena que nuestro gobierno y nuestros empresarios inviertan tanto en fútbol y seamos tan malos. Me da pena que inviertan tan poco en ciencia y seamos tan buenos. Tenemos la mejor Universidad de Hispanoamérica según el periódico Time y cada vez le damos menos recursos a la UNAM. ¿Por qué no apoyar a lo que ya da resultados? Un País que no invierte en ciencia y educación siempre será un País pobre ¿Queremos un México pobre? ¿Seguiremos dejando que nuestros Mario Molina se vayan a otros países?

Pobre México nuestro, “tan cerca” del fútbol y tan lejos de la ciencia.

Carolina comentó posteriormente en el programa de Adela Micha que el énfasis de “tan cerca del futbol” era porque México era PÉSIMO en este deporte -como lo demuestra en cada ocasión-.

A dos años de este discurso… México sigue exactamente igual.

Share Button

Esta no es una noticia reciente, pero no dejo de recordarla cada que veo a la gente embebida en el futbol –Panem et circe-, por lo cual creo que merece una enésima publicación también en este espacio. Carolina Aranda, hace dos años, el 4 de junio leyó este discurso -escrito por ella misma- en el […]

Share Button
Read More

Primer cometa visible del año: Lulin; ¿cómo verlo?

Astronomía 2 2 Comments

Lulin

Hace unos cuantos meses, en 2007, un joven chino de 19 años de edad y aficionado a la astronomía, descubrió un objeto espacial no catalogado mientras cotejaba unas imágenes tomadas en el Observatorio Lulin de Taiwán. Lo que había encontrado el joven Ye Quanzhi resultó ser finalmente un cometa, y la Unión Astronómica Internacional (IAU, por International Astronomical Union) decidió bautizarlo con el bonito nombre de C/2007 N3 Lulin.

Lulin se distingue por su color verde, este color se debe a los gases de cianuro y carbono diatómico de su cola, ambos gases brillan en un tono verde al ser iluminados por la luz del Sol -en realidad gracias al color de los objetos celestes y su espectro, podemos saber de qué están hechos-.

Este 24 de febrero será el día ideal para verlo, a las 3 a.m. cerca de Saturno en los bordes de la constelación de Leo. Se prevee que su magnitud será de 4 o 5, por lo que se podrá observar con binoculares o a simple vista -en lugares de preferencia lejanos a las luces de la ciudad-.

Muy bien, ¿y cómo le hago para encontrar la constelación de Leo?

Una opción es imprimir un mapa celeste, hay recursos muy buenos que se pueden encontrar en internet para este fin, el sitio de astronomía didáctica tiene mapas por mes y por región. Sin embargo, uno mucho más exacto es el astroviewer ya que permite ubicar por ciudad y hora específicas.

Casi todos nosotros, las dos constelaciones que podemos ubicar en el cielo con facilidad son Orión y la Osa Mayor.

Nada mas como referencia visual, les presento una imagen del mapa celeste como se verá el 23 de feb. a las 10 p.m., esto para que vean las posiciones relativas de Leo, Orión y la Osa Mayor.

Orion y Saturno

Este es el mapa celeste del 24 de febrero a las 3 a.m., la hora a la que podremos ver a Lulin. La sugerencia es ubicar primero a la Osa Mayor, un recurso muy utilizado es aprovechar la posición de las estrellas de esta constelación y trazar una línea linea entre dos de sus estrellas que podamos prolongar hasta encontrar la nueva constelación buscada… en este caso Leo (siguiendo la línea imaginaria del lado izqueirdo del “cucharón”) y “debajo” de Leo estará Saturno -ubicado aquí con un punto verde- y nuestro cometa Lulin.

Leo y Saturno

Estas imágenes fueron obtenidas con AstroViewer, que por cierto entre los datos útiles que tiene están las horas de visibilidad de los planetas.

Share Button

Hace unos cuantos meses, en 2007, un joven chino de 19 años de edad y aficionado a la astronomía, descubrió un objeto espacial no catalogado mientras cotejaba unas imágenes tomadas en el Observatorio Lulin de Taiwán. Lo que había encontrado el joven Ye Quanzhi resultó ser finalmente un cometa, y la Unión Astronómica Internacional (IAU, […]

Share Button
Read More

Año Internacional de la Astronomia 2009

Astronomía | Niños talentosos 1 1 Comment

Image Hosted by ImageShack.us

Image Hosted by ImageShack.us

Image Hosted by ImageShack.usImage Hosted by ImageShack.usImage Hosted by ImageShack.us

Durante este segundo mes del año Internacional de la Astronomía, la Sociedad Astronómica de México continúa su labor para la cual fue fundada hace más de 100 años por Don Luís G. León, que es divulgar la astronomía a todas aquellas personas interesadas en esta ciencia.

El pasado 14 de febrero tuvimos la dicha de recibir al  grupo de niños talentosos de IDDENT  en el Astrorama de Tlaxcala, cuyo dueño es nuestro querido socio y amigo el Dr. Adip Sabag.

Se llevó a cabo la observación del planeta Venus con un telescopio Newtoniano de 6″ de diámetro. Seguimos con la historia mítica de la constelación de Orión en el Planetario digital con que cuenta este lugar. Posteriormente el Sr. Daniel Segura Piña, director del observatorio Luís G. León, continuó con una explicación dentro del mismo planetario, acerca de las constelaciones que se pueden observar en las noches de invierno, continuamos nuevamente con una observación del cielo a simple vista para localizar las constelaciones que se comentaron dentro del planetario así como de algunas de sus estrellas principales, y nuevamente se hizo uso del telescopio para observar en esta ocasión la nebulosa de Orión y para cerrar con broche de oro, echamos un vistazo a una de las joyas que podemos observar en la bóveda celeste que es, el “planeta Saturno”.

Posteriormente se llevó a cabo la observación del planeta Venus, mientras esperaban tanto los niños como sus padres su turno para observar a través del telescopio, nuestra querida amiga Edith Vega Krumm, recitó algunos poemas con temas astronómicos utilizando un vestido inspirado en una representación surrealista de “la cazadora de estrellas” de la pintora Remedios Varo, y la presentación poética fue: “teoría del yo” de Alberto Blanco; “Es mar la noche negra…” de José Juan Tablada; “Hermano Sol” (fragmento) de Carlos Pellicer; “La Luna” de Jaime Sabines.

                Terminando esta actividad seguimos con la historia mítica de la constelación de Orión en el Planetario digital con que cuenta este lugar.

“La contemplación del cielo tiene algo maravilloso, dentro de uno, se siente la necesidad de volver la cabeza arriba y gozar de una noche estrellada. Todos los problemas por los que pasamos, se nos olvidan momentáneamente al contemplar el bello resplandor del cielo nocturno. Tal vez nuestra fascinación por las estrellas se deba al hecho de que están llenas de contradicciones; al mismo tiempo que son universales, son personales. La forma en que son admiradas, es distinta para cada observador. Cada quien tiene su constelación favorita y mientras la observa, piensa en alguien, o enfoca su telescopio o tal vez cuente estrellas fugaces.

                Las estrellas son dinámicas y estáticas; se mueven a través de la noche y a lo largo del año, pero nunca abandonan su formación, cada una fiel a su trayectoria a través del tiempo y del espacio, ocupando un solo lugar en alguna de las 88 constelaciones en que está dividida la esfera celeste. Son móviles y constantes; cambiantes e inmutables. A lo mejor lo que nos gusta de las estrellas no es tanto su brillo, sino su constancia

                Son prácticamente románticas. A lo largo de la historia, las hemos empleado para medir el paso del tiempo. Los marinos confían en ellas para marcar sus trayectorias en las cartas de navegación; los exploradores, para moverse por la Tierra. Al estudiar su composición, nacimiento y muerte, los científicos aprenden acerca del espacio exterior y crean tecnologías para su uso en la Tierra.

                A pesar de todo esto, las estrellas son más famosas por la parte romántica que por su utilidad en la ciencia. La observación del cielo con un ser querido es algo maravilloso; hay hasta quienes creen que pueden predecir su futuro haciendo horóscopos.

                Las diversas culturas que se han desarrollado en todo el mundo, les han dado nombre a las estrellas, las han asignado en alguna constelación y han elaborado increíbles mitos y leyendas para explicar su presencia, las han incorporado en simbolismos religiosos y han sido una valiosa fuente de inspiración artística en todos los niveles.

                En fin, estamos fascinados con las estrellas porque en su forma opuesta de ser, revelamos un concepto de profunda inspiración, que es: la posibilidad. Las estrellas simbolizan posibilidad de toda clase de actos científicos, religiosos, míticos, románticos y personales. Observar el cielo no me causa preocupación por el desvelo aun en condiciones poco favorables. Las observo como trayectorias brillantes, su número como posibilidades infinitas que simbolizan… por lo que no puedo irme a dormir”

El interés por la divulgación de la astronomía ha estado siempre presente en cada una de las acciones realizadas durante los 107 años de existencia de La Sociedad Astronómica de México. Resulta muy grato ver que después de tanto tiempo se cuenta con el entusiasmo de mucha gente para continuar con la labor y esfuerzo de grandes personajes del ámbito astronómico en México, como lo fueron: Don Luís G. León, Luís Enrique Erro, Joaquín Gallo, Francisco J. Escalante y muchas personas más, han hecho posible llevar poco o mucho del conocimiento que esta ciencia contiene a muchas personas de diferentes partes del país y del mundo. En fin, más grato aun, sería saber que alguno de todos los pequeños a los que se les ha plantado la semilla astronómica rindiera grandes frutos en un futuro no muy lejano y así darle continuidad a esta maravillosa ciencia que tanto progreso ha dado a toda la humanidad.

 www.iddent.com

Share Button

Durante este segundo mes del año Internacional de la Astronomía, la Sociedad Astronómica de México continúa su labor para la cual fue fundada hace más de 100 años por Don Luís G. León, que es divulgar la astronomía a todas aquellas personas interesadas en esta ciencia. El pasado 14 de febrero tuvimos la dicha de […]

Share Button
Read More
Follow

Get every new post delivered to your Inbox

Join other followers