Prejuicios y creencias: Falsa salvación contra la incertidumbre

Escepticismo | Humor | Sin categoría 0 No Comments

Gato¡Triste época la nuestra! Es más fácil desintegrar un átomo que un prejuicio.

Albert Einstein

 

En otras entradas me he referido a estas dos formas que usa la gente como tablas de salvación ante la incertidumbre, pero no había escrito sobre ellas en particular. Así que sin más preámbulos, venga la diversión:

 

Incertidumbre, la raíz del desasosiego.

 

No cabe duda que una de las metas de los seres humanos es reducir la incertidumbre en sus vidas (o en nuestras vidas, para que no se me confunda con un no-humano, jajajaja). Bromas aparte, uno debe ser consciente de que, en la mayoría de los casos, las seguridades de la vida disminuyen con la edad, y me explico. El desarrollo normal de los humanos, desde el nacimiento, es estar protegidos por sus progenitores. La protección se extiende a veces más allá del límite de la mayoría de edad, e incluye cuidados, alimentación, protección, vivienda, ropa y calzado, etc. En muy pocos casos un niño de 2 años se preguntará ¿Qué haré para alimentarme hoy? ¿Qué ropa y calzado me pondré hoy? ¿A que hora debo levantarme mañana? Sin embargo, a medida que el pequeño avanza en edad, esas preguntas comienzan a cobrar importancia. En otras palabras, la certeza de una vida llena de cuidados, seguridades y protección se convierte poco a poco en una vida en donde la incertidumbre crece.

 

En muchos casos, para no incrementar las incertidumbres de los críos, los padres inician el proceso de adoctrinamiento en creencias y prejuicios, sin ser conscientes de que lo único que logran es alargar el proceso de maduración de su crío. ¿Cómo lo hacen? Si la familia en cuestión profesa alguna religión (como el 92.6% de la población mexicana, según el censo de 2010), el proceso inicia con frases como “No te preocupes por eso y rézale a (ponga aquí al dios, santo o virgen de su preferencia) para que no te falte nada”. Otras familias además incrementan el nivel de prejuicio al fomentar las reuniones en torno a la TV para ver los canales de Televisa o de TV Azteca, en vez de fomentar círculos de lectura y convivencia más personalizada. Otras familias fomentan el prejuicio de que las matemáticas (y por añadidura la física, la química o la biología) son materias difíciles y que si los chamacos no las aprenden es porque o bien son “cosas inútiles que nadie usa” o bien que “los maestros no enseñan bien”. Por mencionar otros prejuicios están los del origen de nacimiento (“mata un chilango y haz patria”) y el estatus económico (“ya porque nació en pesebre presume de niño dios”). Otros prejuicios no tan claros son los que se refieren a el estilo en el que los mexicanos abusamos de nuestros hermanos mexicanos y así fomentamos el culto al latrocinio (“No le pido a Dios que me de sino que me ponga donde hay”, “ladrón que roba ladrón, tiene cien años de perdón”, “¡Atáscate ahora que hay lodo!”). Estos dichos populares pueden consultarse en http://arevalho.20m.com/refranes.htm.

 

Así, el uso de estos prejuicios y creencias ahorran al mexicano en ciernes la horrible y tediosa tarea de pensar por sí mismo, de aprender de las experiencias propias y de las ajenas, de permitirse la oportunidad de tener errores y de enmendarlos. Finalmente tanto los prejuicios como las creencias están libres de todo cuestionamiento. Están ahí para ser usados sin hacer preguntas. Sabiduría instantánea, según sus adeptos. Curación contra la incertidumbre, según otros. Principio de causalidad, según algunos filósofos. En este último punto de vista vemos que todo lo que sucede en este universo (incluyendo nuestra vida) debe tener una o varias causas.

 

El determinismo, principio y fin

 

Cuando la gente piensa de manera inequívoca que “todo pasa por una causa”, entonces quizá cualquier causa pueda ser buena para lo que observamos todos los días. Este pensamiento es la base del Determinismo, una corriente filosófica (y después científica) que pretendía brindar certeza al aparente caos que reina en este universo. Así dice la Wikipedia sobre esta corriente:

 

Todo suceso, todo acaecer, está determinado causalmente: todo sucede según una razón o causa suficiente. Esta es la formulación determinista que se expresa por medio del principio de razón suficiente, la expresión más general del principio de causalidad. La causa representa, en el proceso universal del cambio, el momento anterior en el tiempo; el efecto es la secuencia inmediata posterior que acusa todas las propiedades contenidas en la causa: causa aequat effectum (la causa es equivalente al efecto). Debido a esta proporcionalidad existente entre causa y efecto, se cree posible la deducción o la inferencia de un polo de esta ecuación al otro.

 

En pocas palabras si nos tropezamos en la calle con un objeto, ese hecho es el efecto de una causa anterior. En efecto, que estemos caminando y no flotando en el aire es una causa. La existencia de un obstáculo, que lo hayamos pasado inadvertido y que precisamente se haya interpuesto en la trayectoria de alguno de nuestros pies constituyen causas plausibles para el tropiezo. Pero mucha gente no se conforma con esas explicaciones y va más allá. Desean ver en el fenómeno el resultado de una fuerza invisible (quizás el llamado “mal de ojo”) con intención desconocida. La gente está tan acostumbrada a no pensar, que de inmediato recurre al prejuicio o a la creencia, al estilo de “algo más que una serie de causas fortuitas”. Es decir, pensamos que hay una intención subyacente. Así los antiguos pensaban que sismos, huracanes, inundaciones y otros fenómenos destructivos se debían al actuar de fuerzas invisibles, como dioses, demonios o simplemente “los astros” (de esta última causa se deriva la palabra “desastre” para llamar en forma genérica a estos fenómenos destructivos, literalmente “mala estrella”). Sin temor a equivocarme demasiado, puedo afirmar que la ignorancia fomenta el uso de explicaciones improbables cuando se trata de entender fenómenos poco probables.

 

El triunfo de la ciencia para explicar las causas y efectos de algunos fenómenos, en especial después de Newton y su exitosa Ley de Gravitación Universal, trajo el determinismo a los terrenos de la ciencia. Se llegó a pensar que conocidas las condiciones iniciales de cualquier partícula era posible deducir sus posiciones futuras, mediante el uso de esas leyes físicas. En pocas palabras, determinar el futuro del universo (incluyendo nuestro propio futuro humano). Suena simple, pero no lo es tanto. Y no lo es, porque hay muchas partículas en el universo. Y todas interactúan de formas diferentes: mediante la gravedad cuando tienen masa, mediante el electromagnetismo cuando tienen carga, y mediante las fuerzas nucleares fuerte y débil. Y si a esta complicación añadimos que cuando las partículas son muy pequeñas se comportan de manera extraña y se ven afectadas por la manera en que se les observa, el panorama se torna aún más complejo. Para ello necesitamos una explicación que va más allá de la gravitación de Newton. Necesitamos la Relatividad y la Física Cuántica, y quizás la Teoría del Caos.

 

Así que ni siquiera mediante la ciencia podemos hacer una eliminación total de la incertidumbre. En el mismo corazón de la física cuántica, en el reino de lo muy pequeño, reina el así llamado Principio de Incertidumbre de Hesienberg, que indica en breves palabras que hay un límite en la precisión con la cual podemos determinar al mismo tiempo la posición y el momento (masa por velocidad) de una partícula. Aún en el terreno macroscópico, el entendimiento del universo tiene como límite la precisión de los instrumentos con los que medimos los fenómenos. Este principio es la lápida con la que se enterró el determinismo científico. La gran ventaja es que con anticipación podemos conocer la cota máxima de dicha incertidumbre. Podemos hacer predicciones tomando en cuanta su valor, y vivir perfectamente con ella.

 

Vivir con incertidumbre.

 

¿Es posible entonces vivir en un mundo lleno de incertidumbres? ¿Acaso es posible llevar una vida normal y satisfactoria sin tablas de salvación que nos ofrezcan certeza absoluta sobre el universo? De hecho así es. Las creencias y los prejuicios sólo disfrazan la realidad. Como es fácil deducir, todos los procesos del universo contienen un cierto nivel de incertidumbre ¿por qué la vida humana debería apartarse de este hecho? La vida de todos los seres en esta Tierra está sujeta a los mismos principios y fenómenos que la nuestra. La inmensa mayoría de las especies vive y se adapta a la incertidumbre reinante. Unos seres mueren para que otros puedan vivir, en una cadena interminable de ciclos de vida-muerte, imposible de modificar por el momento. ¿Cuales mueren y cuales sobreviven? De acuerdo con la Teoría de la Evolución de Darwin, sobrevive el más apto, el más fuerte; y yo añado: el que mejor resuelve la incertidumbre de su entorno en su beneficio.

 

¿Y cómo chingados hacemos para resolver la pinche incertidumbre en nuestras putas vidas, oh gran profeta de las ubicuas inexactitudes? Esta pregunta (con algunas variantes menos majaderas, y otras aún más) la he escuchado varias veces en mi vida. He pensado mucho al respecto, y escribo a continuación algunas de mis sugerencias para realizar tal proeza, sin salir despeinado después del intento.

 

  1. Determina la peor exactitud de tu pronóstico. Esto significa que con anticipación podemos decir que la incertidumbre máxima en el resultado de un proceso es de 50%. Para entender esto uno debe conocer un poco de matemáticas. Por eso es importante abandonar el prejuicio sobre el aprendizaje de las matemáticas que mencioné al inicio. Así que cuando uno desea predecir el resultado de una serie de sucesos, al menos puede estar seguro que en el peor de los casos la incertidumbre es del 50%. Si uno se esfuerza puede reducir esa incertidumbre mediante un rápido análisis estadístico (cuántas de cuántas veces he fallado en esto). Y más aún si uno procura influir en el resultado. Ya lo dice el dicho “no hay peor lucha que la que no se hace”. Esfuérzate por influir en el resultado a tu favor.
  2. Determina la precisión de tu instrumento de medición. Si estás acostumbrado a llegar tarde a tus citas con márgenes de entre 10 y 30 minutos, tu instrumento de medición del tiempo de seguro tiene un sesgo y carece de divisiones más precisas. Uno debe llegar con exactitud y puntualidad a sus citas. Observa que tu reloj al menos marca segundos. Si quedaste de llegar a las 9:00 h. y llegas a las 9:00:01 (es decir, un segundo después de las 9 en punto), llegaste tarde. Pero llegarás más tarde aún si sólo lees los minutos, o las horas en tu reloj.
  3. Calcula los márgenes de error. Cumplir con lo pactado implica compromiso y planificación. Cuando planeas un resultado, debes considerar que algunos procesos pueden tener errores o fallas, especialmente en aquellos de los cuales no tienes control. Durante la planificación considera que esas fallas se van a presentar, para prevenir su resultado y anticiparte a su posible aparición. 
  4. Prepárate lo mejor posible. Planea tus acciones, revisa tu entorno y tus fortalezas, aprende las reglas y cúmplelas. Estudia y entrena. Repite muchas veces aquellos procesos que se te dificultan. Pero si no lo puedes hacer, enfrenta el hecho de que la incertidumbre en tu resultado puede ser mayor de lo que consideraste inicialmente.
  5. No culpes a los demás por tus malos resultados. Mejor revisa qué hiciste mal y mejora para la la siguiente. Y si ya no hay siguiente, pues cambia de giro, de carrera, de trabajo, de pareja, y vuelve a empezar.
  6. Piensa que puedes sobrevivir a cualquier situación. Con excepción de la muerte, uno puede sobrevivir a casi cualquier situación que se presente en nuestras vidas. Pero uno debe estar convencido de ser capaz de encontrar una solución. Si alguien piensa que diosito nos va a sacar de todos los problemas, quizás deba cambiar de modo de pensar. Es mejor pensar que uno puede resolver los problemas, tarde o temprano, fácilmente o con dificultades.
  7. No esperes mucha ayuda externa. Si estás leyendo esto es que ya dejaste de ser un bebé que necesita el constante apoyo vital de tus padres. Pero si trabajas en equipo y el resultado de tu trabajo depende de lo que todos hagan, mejor crea condiciones favorables para ello y no te encabrones con tus compañeros de equipo por cualquier causa. Ni abuses de ellos. Ni esperes que te salven si te tropiezas.
  8. Pero si necesitas ayuda, pídela con claridad, sin engaños, sin manipulación emocional o de otra índole. Sé claro cuando solicites algo. No te quejes, transforma tus quejas en peticiones. Los quejumbrosos son una molestia. Los pedinches también, pero es más fácil entender lo que quieren de ti.
  9. No te declares incompetente sin antes intentarlo. Cierto. Uno es su propio enemigo. “No puedo”, “Soy malo en (ponga aquí la materia que se le dificulte)”, “No entiendo sobre (ponga aquí la materia que se le dificulte)”. Estas son frases típicas que solemos decir cuando algo se nos dificulta. Es mejor pensar que en un proceso determinado algo se nos dificulta. Las dificultades las podemos resolver. Los absolutos (no soy, no puedo, soy malo) no.
  10. Si ya hiciste lo mejor que pudiste, espera lo mejor. Pero sé honesto a la hora de hacer lo mejor que puedas. No te engañes a ti mismo con prejuicios o creencias inútiles. 

 

Me salió un decálogo. Pero nada que ver con el de Moisés, o como se llame. Finalmente en el peor de los casos, ante la incertidumbre o desconocimiento del estado de un proceso, puedes considerar que el proceso se encuentra en dos estados mutuamente excluyentes. Al estilo del Gato de Schrödinger que ilustra la entrada. Puede estar vivo y muerto al mismo tiempo mientras no abramos la caja en la que se encuentra. Pero saber que puede tener esos dos resultados al abrirla puede ayudarte a planificar qué hacer si está vivo, o si está muerto.

Share Button

¡Triste época la nuestra! Es más fácil desintegrar un átomo que un prejuicio. Albert Einstein   En otras entradas me he referido a estas dos formas que usa la gente como tablas de salvación ante la incertidumbre, pero no había escrito sobre ellas en particular. Así que sin más preámbulos, venga la diversión:   Incertidumbre, […]

Share Button
Read More

La profecía más estúpida de la historia

Escepticismo 1 1 Comment

Una vez se haya dicho todo, estaremos en condiciones de volver a decirlo todo, porque todo se habrá contradicho.

Aquiles Dalseme

Prometí escribir algo sobre lo que se dijo en meses y años anteriores sobre esto que se conocerá en años posteriores como “La profecía más estúpida de la Historia”, o como se le conoció previamente: “La profecía Maya”, “El apocalipsis del 2012” o simplemente “El fin del mundo”. Ahora que estamos seguros que ese negro panorama no se presentó, podemos decir que esta profecía nuevoerera fue puro petate del muerto. Pero seamos sinceros. Quienes más negro pusieron el panorama para estas fechas no fueron los crédulos nuevoereros sino aquéllos que pudieron comercializar su obras basadas en esta sinrazón.


Por ejemplo, quienes más ganaron dándole cierta “credibilidad” a las profecías Mayas fueron los creadores de la película “2012” quienes además de acudir a ciertos fenómenos solares, también hicieron referencia al asunto del calendario Maya:


The film includes references to Mayanism, the Mesoamerican Long Count calendar and the 2012 phenomenon in its portrayal of cataclysmic events unfolding in the year 2012.


También hubo gente que quiso juntar todos los eventos catastróficos que pudo para colocarlos como la consecuencia del arribo de esta fecha. Hay referencias de que algunos creen que estamos en una especie de “Equinoccio Galáctico”, lo que significaría que Nuestro Sistema Solar estaría pasando por el plano central de nuestra Vía Láctea, lo cual es explicado con pésima ciencia en un video que puede verse aquí http://www.apocalipsis2012.com/?p=19.


En el video referido se habla del agujero negro que está en el centro de nuestra galaxia y de que en el plano central la “atracción gravitacional” es mayor, por lo que al pasar por ese plano la tierra experimentaría toda serie de catástrofes, incluyendo la visita del planeta X, o Niburu. Aunque no se ve el objeto comercial de esta chorrada en directo, siempre es posible que gente como Lawrence E. Joseph se monte en ella para escribir y vender libros como los de su autoría (Apocalipsis 2012 y Cataclismo Solar).


Un ejemplo más de lo que es un pésimo manejo de la información periodística es la nota que sacó AOL Noticias sobre este asunto. La autora del artículo 2012: Alineación galáctica y apocalipsis, Violeta Merlo, nos dice que “De acuerdo con los astrónomos, el 21 de diciembre del 2012 habrá un alineamiento del Sol con el Ecuador Galáctico (es el término astronómico para dividir la Vía Láctea en dos mitades), es decir, se moverá al corazón de la Vía Láctea“. El pésimo trabajo se aprecia al no citar a esos “astrónomos”, al no buscar una fuente confiable y al confundir “Ecuador Galáctico” con “corazón”. Notas con tan poca seriedad fueron aprovechadas por charlatanes sin escrúpulos como Pedro Gaete para intentar (no sabemos si hasta lograr) vender proyectos millonarios para la construcción de refugios anti-apocalipsis (ver serie de artículos sobre este charlatán).


Por otro lado, los nuevoereros anduvieron acomodando esta “profecía” a su modo, indicando que la llegada de esta fecha NO signifícaría el fin del mundo mediante catástrofes y apocalípticos desastres, sino más bien el fin de una “era” de oscuridad. Por ejemplo está el sitio denominado Profecías Mayas (http://www.profecias-mayas.com/) en el que respecto al 21 de diciembre de 2012 se advierte a los lectores lo siguiente:


Ese día se iniciará un período de 5200 años. No es el fin del mundo como han malinterpretado personas fuera de la tradición maya. Los Mayas sabían que todo esto iba a suceder y por ello nos dejaron un mensaje grabado en piedra que esta constituido por un elemento de alerta y otro de esperanza que están contenidos en sus Siete Profecías.


Que todo esto iba a suceder, ajá. Todo esto ¿qué? El fin de un calendario no es cosa de saber que iba a pasar, simplemente de manera arbitraria termina una cuenta e inicia otra. ¿A qué “esto” se refieren? La verdad no lo sé y dudo mucho que alguien entienda ese galimatías. Hay que hacer notar que además del mensaje anterior, el sitio no contiene mucha información. Lo que claramente ofrece son libros, videos y otros productos para que el lector se anime a comprarlos como “recuerdito” de su paseo por el portal. Otros sitios no son tan evidentemente comerciales, como el que el Grupo de Estudio Metafísico Millenium le dedica a este tema, pero no por ser menos comerciales son más exactos. En este sitio se hace gala de una pésima ciencia al afirmar que un tal John Jenkins interpretó lo siguiente:


Hunab Ku, es para los Mayas, el centro de la Galaxia, y a su vez, el corazón y la mente del Creador. Los Mayas nos dicen que en 2012, una escalera surgirá del centro de nuestra galaxia de la vía láctea. El dios Nueve Viento (quién puede ser Quetzalcoatl) descenderá en una ‘ soga-serpiente’ desde un disco solar.



John Jenkins ha concluido que la soga-serpiente es un agujero de gusano. Los Mayas nos dicen que desde el centro de la galaxia (Hunab Ku), cada 5.125 años, surge un “rayo sincronizador”, que justamente sincroniza al Sol y a todos los planetas, con una poderosa emanación de energía.


Pésima ciencia y pésima interpretación de los jeroglíficos Mayas en estos párrafos, ya que no es posible que los Mayas pudieran haber conocido magnitudes a nivel “galáctico” y menos entender algo que nunca se ha observado (y adivino que tampoco se observará en el futuro) como es eso del “rayo sincronizador”. Sincronizador ¿de qué? Si se tratara de un brote de rayos gamma (gamma ray bursts) como los que se han observado desde 1967 y más recientemente en 2010 (25 de diciembre de 2010), es prácticamente imposible que los Mayas con sus limitados instrumentos de observación celeste pudiesen haber detectado tal fenómeno (la atmósfera terrestre impide su detección). Aun si lo que dice Jenkins pudiera ser predicho, los rayos gamma no tienen ningún poder sincronizador observado.


Otros que han hecho gala de pésima ciencia y pésima labor de información son los típicos ciberterroristas de ordenador que se regodean con comentarios fumados basados en datos reales. Lo que en 2008 consistió en un informe sobre los impactos de hipotéticas pero severas tormentas espaciales (SEVERE SPACE WEATHER EVENTS — UNDERSTANDING SOCIETAL AND ECONOMIC IMPACTS) hecho por el Comité para los Impactos Sociales y Económicos de Eventos Espaciales Severos (Committee on the Societal and Economic Impacts of Severe Space Weather Events), sirvió a un ejército nada despreciable de ciberterroristas para anunciar con bombo y platillo por ejemplo que “La NASA comienza a creer las profecías de los mayas”.


Ahí tenemos lo publicado por Jesus Hubert en su blog “La vida es ahora” a principios de 2009, y replicado por otros como Bibiana Bryson (y comentado en este espacio) y más recientemente por los cuates de Cero Política. Todos ellos dijeron que “…científicos de la NASA están empezando a creer las profecias de los mayas y los indios hopi“. Ni Jesús, ni Bibiana, ni los zonzos de Cero Política tuvieron a bien molestarse en leer el famoso informe que no dice nada de lo anterior. Simplemente copiaron y pegaron lo que les pareció correcto de acuerdo con su sesgada forma de ver el mundo. Si lo hubieran leído quizás no hubiesen hecho el ridículo tan grande al publicar sendas falsedades. A principios de 2009 comenté lo siguiente, después de haber leído el informe de 145 páginas:


  • En ninguna parte del documento se especifica que en el 2012 se espera “una tormenta solar que dará al traste con todos los sistemas vivos en la Tierra”. Esto es una falsedad.
  • En ninguna parte del documento se especifica que “los científicos de la NASA están empezando a creer las profecias de los mayas y los indios hopi”. No hay referencia alguna siquiera a la palabra “maya”. Así que esto es falso.
  • En ninguna parte del documento se habla “explícitamente de los riesgos potenciales de una serie de eventos catastróficos que se sucederán a lo largo de 2012”. Se habla de los riesgos de las tormentas solares, sobre la base de las que ya han pasado antes y previniendo las que podrían venir en el futuro.
  • En ninguna parte del documento se habla de “las alarmantes consecuencias del escenario pintado por la NASA en 2012 (que) ponen en peligro, de hecho, la vida cotidiana de todos”. Esto es falso.


Por último sólo faltaría hacer un resumen de lo que los románticos nuevoereros han dicho sobre este “cambio” de época o de ánimo, o lo que esto signifique. Muchos hablaron del “tiempo del No Tiempo”, que también se comentó en este espacio como ejemplo de un modelo no-científico. Según los nuevoereros de Mysticomaya.com desde 1992 hasta el 2012 “…la humanidad entra en el último período de grandes aprendizajes, grandes cambios”. Lo preocupante de este asunto que en apariencia es inocuo y hasta bonito, es el siguiente párrafo que encierra un nefasto corolario que también medio comenté recientemente:


Para el día 22 de diciembre del año 2012, la humanidad deberá escoger entre desaparecer como especie pensante que amenaza con destruir el planeta o evolucionar hacia la integración armónica con todo el universo, comprendiendo que todo esta vivo y consciente, que somos parte de ese todo y que podemos existir en una nueva era de luz.


Pareciera que esta supuesta profecía nos invita a dejar de ser seres pensantes y convertirnos en una masa estúpida conglomerada bajo el pensamiento único de que todo está vivo y consciente. Y yo añado: listos además para ser engullidos (metafóricamente) por los que aún sigan siendo pensantes. Esta es una de las trampas de la nueva era, que bajo un manto de bellas palabras de paz y amor es posible que se encierre un propósito nada amoroso, que sería llevar a la humanidad a un estado de mansedumbre, estupidez, ignorancia y abandono de todo pensamiento racional.


No pretendo aburrir aun más a la amable concurrencia con más profecías amorosas Mayas. Si desean conocer más de estos asuntos pueden ir al sitio arriba referido o a http://www.profeciasmayas2012.com/ Sólo deseo comentar un párrafo muy gracioso de este último sitio que da a entender que en realidad no están seguros de nada:


Antes de comenzar con la primera profecía Maya, recordamos que puede o no, pasar nada, y pueden o no cumplirse…


No pues sí. Parece que en este caso el chiste se cuenta solo. Y como han dicho otros compañeros escépticos antes que su seguro servidor: …no hay de qué preocuparse. Salgan y disfruten sus vidas. Admiren a los mayas, fueron y son una gran cultura, con una historia fascinante y tradiciones bellísimas. Fueron, además unos maestrazos para la ciencia (ciencia de verdad, no mamadas esotéricas).


Y ya para terminar, sólo espero que esta “profecía” sea recordada como la más estúpida de la historia. Y recordar también que quizás fueron más estúpidos aún quienes la creyeron a pies juntillas.


Share Button

Una vez se haya dicho todo, estaremos en condiciones de volver a decirlo todo, porque todo se habrá contradicho. Aquiles Dalseme Prometí escribir algo sobre lo que se dijo en meses y años anteriores sobre esto que se conocerá en años posteriores como “La profecía más estúpida de la Historia”, o como se le conoció […]

Share Button
Read More

¿Ballenas? ¿Sirenas?

Escepticismo | Videos 1 1 Comment

Este video nos lo compartió Carlos Castro, ojo crítico ante este interesante documental… ¿qué les parece? ¿tienen información respecto al tema?

Share Button

Este video nos lo compartió Carlos Castro, ojo crítico ante este interesante documental… ¿qué les parece? ¿tienen información respecto al tema?

Share Button
Read More

¿Que es el terrorismo informático?

Escepticismo 1 1 Comment

 

Sabremos ir más lejos que los grandes campeones del terror.

Piotr Zaichnevski.



Si por tu deambular a través de la red, estimado lector (o estimada lectora) te encuentras con un texto, una serie de imágenes, una presentación en power point o un video de Youtube que al verlo o leerlo te produce un cierto temor debido a que te enfrentas con algo que no habías escuchado o visto y que sale de tu experiencia diaria, mejor toma las cosas con calma, puede ser un acto de “Terrorismo Informático”.


Hay ejemplos clásicos como el del Progesterex, supuesta “droga de los violadores” que anula la voluntad de los jóvenes, que es advertido por un mensaje que sólo sirve para espantar incautos. Otro famoso es el del falso insecto “Budum“, que hasta videos hay en Youtube que desmitifican esta falsa amenaza. Otro que analizamos aquí es el de la amenaza llamada “Muerte Intempestiva“, que promete una muerte horrible para los que se burlan de diosito. Otra más reciente es la supuesta “Profecía de Fátima” que amenaza con que temblará por 8 horas y que para salvarse habrá que arrepentirse de los pecados.

Ya he mencionado este concepto en entradas anteriores. Pero creo conveniente abundar más sobre la definición de la casa sobre lo que es el terrorismo informático. Para empezar escribiré sobre el propósito de una campaña de terror y sus implicaciones en la vida de las sociedades.



Propósitos.

Así que ¿qué propósito puede haber detrás de la intención de meterle miedo a la gente, de atemorizarla, de captar su atención a través de infundir el miedo en su forma de actuar, en su forma de conceptualizar el mundo que le rodea? Dice la Wikipedia que el terrorismo tiene como propósito de una amplia gama de organizaciones políticas:


…coaccionar a sociedades o gobiernos, …en la promoción de sus objetivos, tanto por partidos políticos nacionalistas y no nacionalistas, de derecha como de izquierda, así como también por grupos religiosos, racistas, colonialistas, independentistas, revolucionarios, conservadores, ecologistas y gobiernos en el poder.


Aquí el punto clave es la coacción, el convencimiento por el miedo y no por la razón. Yo añadiría que el propósito es la anulación de la razón para coaccionar a gobiernos, sociedades e individuos. Ahora bien la pregunta es ¿coaccionarlos para qué? El que usa el miedo para coaccionar puede tener muchas motivaciones; la más común es la política. Pero también hay odio racial, odio religioso, resentimiento y muchas otras.


De acuerdo con los que saben de esto, existen dos tipos de mecanismo de terror, el así llamado “terrorismo de estado” (que ejerce un gobierno tirano) y el terrorismo que ejerce la sociedad (o súbditos), mejor conocido como tiranicidio. Dice la Wikipedia:

 

Dentro de los instrumentos utilizados para implementar dicho mecanismo, o actos terroristas, se incluyen diversas formas de violencia física contra las personas, como el secuestro, la tortura o la ejecución extrajudicial; diversas formas de violencia moral, como la amenaza de las anteriores o la presión social; diversas formas de violencia contra los bienes privados y públicos, como la destrucción de los mismos con materiales explosivos o incendiarios. Finalmente, uno de los instrumentos más utilizados por los grupos terroristas es el atentado con explosivos contra blancos militares o civiles para provocar muertes indiscriminadas.



Sin embargo hay otro mecanismo que es el que ocupa como tema principal esta entrada, y tiene que ver con la información que llega a las masas. Para entrar a este tema es oportuno citar un artículo de Pablo Alarcón-Chaires titulado El miedo como control social.

 

Desde los temores a los infiernos bíblicos, las amenazas comunistas, los armamentos nucleares, al narcotráfico y el terrorismo actual, el Estado y las oligarquías siempre se han visto beneficiados con la cultura del miedo, independientemente de quien la haya provocado, y siempre han sido respaldados por medios masivos de (des-) información. Estos últimos se convierten en una especie de terroristas informativos, al repetir amenazas constante y tenazmente, tanto, que la sociedad termina aceptándolas y creyéndolas, y eso es justamente lo que las hace funcionales.



El terrorismo informático

Haciendo hincapié en el papel que juegan los medios de (des-) información, como dice Alarcón-Chaires, es obvio el poder de penetración que tiene la red de redes. Finalmente un medio masivo de información tradicional (radio, tv, periódicos, etc.) tiene un consejo editorial, tiene un director general, un jefe de redacción; es decir, hay una persona o grupo de personas responsables de lo que se publica. Pero internet con su amplia libertad de expresión, alberga espacio suficiente para que esta función informativa, antes al servicio de las oligarquías o los gobiernos tiranos, pueda estar al servicio de organizaciones sociales o de individuos con motivaciones variadas.


La repetición de amenazas (a veces reales, la más de las veces imaginarias) sin restricciones editoriales y a toda hora, puede tener el mismo efecto. Con una diferencia, que los terroristas informáticos no necesitan realizar actos de violencia física, arriesgando su propia integridad o su propia identidad. Incluso sin arriesgar su libertad. El terrorista informático intentará anular la razón, los argumentos que provienen de un análisis racional y a los que esgrimen este tipo de argumentos, mediante el sembrado de mentiras, falsedades y amenazas para aterrorizar a los internautas. Dice Alarcón Chaires:

El Estado, ante el terror social, tiene la oportunidad de crear las condiciones de culpabilidad y desplegar todo su poder, en aras de combatir ese mal que la sociedad ahora reclama eliminar. Pero a su vez, impone un precio sutil y perverso, ¿a través de qué discurso?, la unidad nacional, la unidad para con las instituciones, la unidad para salvaguardar la seguridad nacional, la unidad con los gobernantes, la unidad, la unidad, la unidad…, un mensaje subjetivo, que en el fondo busca legitimar sus acciones aprovechando la coyuntura surgida del miedo social provocado.


Yo añado que NO sólo el Estado. Aprovechando la libertad de internet, grupos religiosos, grupos políticos y grupos fundamentalistas hacen el mismo llamado a la unidad o hacia una única forma de pensamiento. Yo no puedo afirmar que lo hacen al servicio de un Estado, pero hacen lo mismo. Cito algunos ejemplos:


La unica salvación (para evitar el encuentro con Hercólubus) radica en acceder al éxodo que esta previsto y listo por naves extraterrestes antes del cataclismo final, igual a lo que sucediera en la Atlantida y la Lemuria. Para acceder a este rescate se exige trabajo interior en la eliminación de los defectos y el desdoblamiento astral. NO HAY OTRA SALIDA. No podemos crear una nueva humanidad sin estos requisitos.

Un interesante informe que circula en el Kremlin afirma que el apagón masivo que afectó a América del Sur la semana pasada se debió a una “Onda Temporal” que emanó de la misteriosa región de los Andes en Bolivia llamada Tiahuanaco, donde se encuentra el misterioso monolito “La Puerta del Sol” de 10 toneladas (tallada en un solo bloque de granito Andesita) y se “ha disparado” por el “evento anómalo” más grande del mundo y el mayor acelerador de partículas, Large Hadron Collider (LHC), en Suiza, a cargo de la Organización Europea de Investigación Nuclear (CERN) y ‘recorrió’ los miles de complejos de pirámides antiguas ubicadas en todo Brasil y otros países de América del Sur.


Fuentes rusas nos informan una vez más de un extraño suceso acaecido el pasado día 19 sobre el cielo de Denver y que se confirma mediante fuentes indirectas. Las informaciones de la agencia espacial rusa reportan el derribo de un misil con una bomba nuclear de 1 kilotón cuando estaba a punto de estrellarse contra el […] (Ver fuente)

De acuerdo a otro informe coincidente, se tienen datos para establecer que el terremoto en Sichuan, China, el 12 de mayo de 2008 con una magnitud de 7.8 Richter, fue creado también por la radiofrecuencia del HAARP (Ver fuente).


reza para que no le toque (la maldición de HAARP) a tu querido pais porque las bolas estan en el sorteo.que conste que tengo muy buenas amistades por alla,pero si a estas alturas no sabeis diferenciar lo natural con la provocación pues solo queda ser testigo de algo así para darse cuenta,aunque os vais a dar cuenta cuando ya nada podrais hacer porque en vez de platicar la ciencia de las matematicas solo os dedicais a pasar la corriente oficial,pero si pensais que es natural mejor un peso les quitais a quienes se esfuerzan por fastidiaros mas cada dia y mas carga para vuestros hombros.

Un reciente informe (un dossier de 145 páginas) realizado para la NASA y la ESA a traves de la Academia Nacional de Ciencias de EE.UU. corrobora las apocalipticas predicciones para el año 2012. El informe dice que se espera para el 2012 una tormenta solar que dara al traste con todos los sistemas vivos en la Tierra. (Ver entrada relacionada)


Sin embargo, parece que los efectos del cañón sónico, al contrario del cañón de microondas, se limitan utilizando un casco de motorista y una lámina de esponja enrollada sobre la cabeza. De lo contrario pueden salirse los sesos por los oídos y las cuencas de los ojos, después de que éstos hayan saltado. ¡Qué cosas, oye!. ¡Vaya futuro para nuestros hijos y nietos, convertidos en esclavos de un grupito de canallas!. (Ver fuente).


Como puede verse en estos ejemplos, hay amenazas ante peligros ficticios como el de Hercólubus, las Ondas Temporales y Haarp, y otras ante peligros reales como misiles atómicos y armas no letales. En la cita sobre la tormenta del 2012, resulta que el informe referido, aún siendo real, no dice nada sobre que en el 2012 habrá “una tormenta solar” que acabará con todos los sistemas vivos de la Tierra, lo que es un claro ejemplo del uso de información verdadera, pero montándole mentiras y engaños. En el último ejemplo resalto la exageración que implica la suposición de que con el sólo hecho de la existencia de esas armas haya una intención de esclavizar a la gente.


El factor común es la mención de algún tipo de peligro (real o imaginario), acompañado con algo así como que viene de un “informe ruso”, y sugerir que puede ocasionar un daño a quien sea, cuando sea y como sea. Es decir, se intenta buscar uno de los temores más escondidos del humano: El temor a lo desconocido.


Así podemos identificar qué es el moderno Terrorismo Informático:

Es la diseminación por internet (blogs, grupos, correo electrónico, redes sociales como facebook, twitter, etc.) de información falsa o tergiversada, soportada por inaccesibles – y muchas veces inexistentes – referencias, acudiendo a propiedades de dudosa existencia y sembrando el concepto de un imaginario y malévolo enemigo, invisible (o extremadamente lejano) e impersonal, todo mezclado con una amalgama de mala ciencia, con el propósito de atemorizar a los lectores y anular su capacidad de razonamiento.


Yo entiendo que mucha gente hace este tipo de actos de terrorismo informático sin saber lo que hace. Simplemente piensan o creen que lo que están reenviando es información verdadera y digna de considerarse por amigos, familiares y conocidos. Otros más lo hacen con el afán de divertirse a costas de la credulidad de la gente, y otros tienen, por seguro, fines bastante oscuros y deleznables.

¿El antídioto para no caer en estos intentos de manipulación y enajenación por temor? Antes de reenviar un mensaje que te ha llamado la atención por lo espantoso o terrorífico de su contenido, utiliza las siempre recomendadas medicinas de la casa: Escepticismo, pensamiento crítico y voluntad de investigar en fuentes confiables. Y mejor no reenvíes ese mensaje; la apuesta es que con bastante certeza se trate de una mentira generada como acto de terrorismo informático.



Actualización

Una joven forista de Yahoo me hizo llegar un comentario sobre esta entrada que me conmovió mucho y me halagó como pocos comentarios lo han hecho. Reproduzco algunas partes de su mensaje (que puede verse completo acá):


Buen reportaje como siempre!!! limpio y certero!!! sabes? hace ya algunos añitos… bueno no muchos en realidad, los mensajes que recibia me dejaban atónita frente a la pantalla y pues debo admitir que era una de esas borregas que reenviaba todo lo que me sorprendía!!


Luego como que pues me cayeron bien los veinte años (actualmente tengo 24) y entré en la razón de que hay que leer un poco primero para ver si ciertamente algun “Nombre Real” “Número de Oficio”, “Número de Públicación” o algo por el estilo existe, para retificar lo que me envía, y pues al ver que eso no existía, me decepcionaba.


Por personas como tú, me siento bien en saber que no esta mal pensar diferente y no seguirle la corriente a todo el mundo… y sobretodo, que nadie me a a castigar por decir esto que estoy diciendo!!

Share Button

  Sabremos ir más lejos que los grandes campeones del terror. Piotr Zaichnevski. Si por tu deambular a través de la red, estimado lector (o estimada lectora) te encuentras con un texto, una serie de imágenes, una presentación en power point o un video de Youtube que al verlo o leerlo te produce un cierto […]

Share Button
Read More

El poder de sanación de la oración y otras afirmaciones extraordinarias

Escepticismo 5 5 Comments

Seguimos sacando material relacionado (indirectamente) con el LHC. ¿Que tiene que ver el LHC con las oraciones curativas? En realidad nada, excepto que la investigación en ciencias nucleares y en física de partículas ha traído como consecuencia desarrollos tecnológicos que han servido para realizar diagnósticos médicos que eventualmente han ayudado a curar a enfermos. Algo así como lo que pretende la gente que tiene fe en la oración.

Debido a una intervención mía en un foro de yahoo con esto de los peligros del LHC, el autor de la convocatoria al repudio… etc. me replicó con varias afirmaciones que ennumeraré a continuación:

  • La ciencia es un instrumento PAGADO por el sistema.
  • Las listas de espera en los hospitales públicos es enorme y la gente pobre simplemente se muere.
  • La investigación de los OVNIs saca a la luz que existen otras realidades, donde la energía libre es posible.
  • El poder de la oración salva vidas.
  • Los escépticos no sólo restan, son malditos.

Interesantes aseveraciones, pero aún por debajo del nivel básico de información sobre el que se pueden sacar conclusiones muy alejadas, pero reales, de estos asuntos.

Respecto a la primera aseveración, cuando veo términos como “el sistema”, como sinónimo de oligarquía (o establishment, en correcto gringo language), elevo mis antenas escépticas para detectar si el que los profiere está siendo sesgado por sus posturas ideológicas. En este caso al parecer hay sesgo, debido a que en la convocatoria de marras, en el párrafo final se expresa que en “este sistema de capitalismo salvaje” el dinero invertido en el LHC (supongo) podría haber salvado vidas.

La lamentable falla de este argumento, es que TODOS los sistemas (capitalistas, socialistas, comunistas, nuevoereros, and the like), deben invertir en ciencia y tecnología si desean acabar con la pobreza. Los socialistas Rusos de los años 50 invirtieron en ciencia y tecnología… y acabaron con la pobreza (también en los gulags). Los comunistas Chinos invirtieron en ciencia y tecnología y están por enviar una misión tripulada a la Luna, aunque son tantos chinos en China, que aún no pueden acabar con ellos… digo, con la pobreza. Los cubanos (medio comunistas, medio socialistas) han invertido en investigación médica científica, y en efecto no tienen pobres (lo que se dice pobres), pero la gente se les va en balsas hacia Miami.

En este breve resumen de sistemas alternativos al capitalista salvaje se puede ver que hasta ellos han invertido en ciencia y tecnología, al menos con el propósito de generar suficiente riqueza a nivel interno como para repartir entre sus ciudadanos. En la actualidad los países con menores niveles de pobreza son los que están situados más alto en el ranking mundial de I + D. ¿Será porque tienen dinero que se dedican más a la ciencia o porque se dedican más a la ciencia es que tienen más dinero?

Respecto a la segunda afirmación, habria que aclarar que también la gente rica se muere. Quizás en una mejor cama, pero también se muere… Todos moriremos eventualmente, independientemente del dinero que tengamos en la bolsa. Pero no es la norma que los mejores equipos y los más adelantados tecnológicamente hablando se encuentren en los hospitales privados, sino más bien en los públicos.

Con relación a la tercera afirmación, la investigación del fenómeno OVNI tiene una grave falla, que el objeto de su estudio es algo sumamente difícil de aislar, dada la escasa evidencia con la que se cuenta. Si el autor de esta convocatoria se refería al estudio de la hipótesis extraterrestre o de la hipótesis extradimensional de este fenómeno, el campo está aún más árido, por no decir estéril. Los ovnis son eso, Objetos (en el mejor de los casos) que Vuelan y que NO pueden ser Identificados. Sin identificación posible ¿cómo poder usarlos para ofrecer energía libre?.

La investigación de esos fenómenos está muy lejos, muy lejos aún de poder prometer la violación gratuita de las leyes de la termodinámica básica. Pero siempre es posible esperar que estos investigadores no se dejen vencer por la flojera científica. Si algún día alguno de estos investigadores de OVNI´s muestra la energía libre, me callaré la bocota.

Con respecto a la cuarta, sobre el poder curativo de la oración, me declaro un completo ignorante y por ello pregunto: ¿Cuantas veces se debe orar para lograr la curación de un catarro? ¿Qué oraciones se deben rezar? ¿Con cuanta fe se debe rezar para que surta efecto? ¿En cuanto tiempo se puede ver los resultados? ¿Si se reza en Sánscrito tendrá el mismo efecto que si se reza en Español? ¿Si se reza con suficiente fe daría el mismo efecto si los rezos son palabras mezcladas al azar que si son oraciones congruentes? Si la enfermedad que se desea curar es el mar de Parkinson ¿Se debe orar más, menos o igual que si se desea curar un catarro? ¿A qué distancia del enfermo se debe rezar para que surta efecto?

No es que niegue el poder curativo de la oración, simplemente que me gustaría saber más de ese poder.

Respecto a la quinta y última aseveración, no hay mucho que decir. Creo que los escépticos (que hemos ido a la escuela primaria) sabemos también sumar, multiplicar y dividir, además de restar, como bien dice el autor. Si por ello somos malditos, que nos caiga la maldición maldita de todos los mal dichos. Prefiero seguir siendo escéptico que librarme de la maldición de este señor.

Y sí, entiendo que así nos llame, pues casi siempre exhibimos los camelos que suelen publicar los charlatanes, haciéndolos pasar como verdades, para engañar incautos, para vender ilusiones y para inducir al suicidio a jovencitas que no quieren morir por causa del LHC. Con ello los falsos profetas quedan exhibidos, los que fomentan la ignorancia quedan al descubierto y los intolerantes que desean que sólo haya una forma de pensar entre todos los humanos, pues a esos los mandamos a Higadolandia.

Share Button

Seguimos sacando material relacionado (indirectamente) con el LHC. ¿Que tiene que ver el LHC con las oraciones curativas? En realidad nada, excepto que la investigación en ciencias nucleares y en física de partículas ha traído como consecuencia desarrollos tecnológicos que han servido para realizar diagnósticos médicos que eventualmente han ayudado a curar a enfermos. Algo […]

Share Button
Read More

Profecías para el 2012 ¿ O sueños de opio?

Ciencias | Escepticismo 2 2 Comments

El sueño es el alivio de las miserias para los que las sufren despiertos.

Miguel de Cervantes Saavedra.



Como regularmente sucede, recibí en mi buzón de correo-e un mensaje que contenía un archivo de power point cuyo título es “Años”, y que contiene una especie de resumen de las fumadas profecías sobre lo que según el autor (un tal Fernando, de acuerdo con la información de autoría de Power Point) estaría pasando a partir del 2012.


El archivo puede verse en el soporte documental, e inicia con la más socorrida de las frases de este tipo de fumadas alucinaciones: “La información que verás se obtuvo de la NASA“.


Cuando uno revisa la serie de tonterías y mentiras que se mencionan en el cuerpo de la presentación, facilmente se da cuenta de que la NASA no pudo haber generado semejante información. De entrada se dice que habrá una especie de “apocalipsis inicial” que consiste en tres eventos:


  1. El Viento Solar
  2. El Cinturón Fotónico
  3. Choque de asteroides


Para el primer evento se dice que el sol está teniendo una gran actividad y que ” …lanzará en Diciembre del 2012 una llamarada tan grande y fuerte que el campo magnético de la tierra no lo soportará y esto ocasionará que a nivel Mundial se sobre carguen todos los transformadores generando un apagón en todo el planeta“. De entrada esto es una fumada predicción sin bases. Principalmente porque desde inicio de este ciclo solar número 24, que se registró los primeros días de enero de 2008 (con auténtica información de la NASA), se han observado pocas manchas y llamaradas solares. Incluso los científicos de la UNAM que estudian estos fenómenos coinciden en que la actividad solar está mostrando una disminución.


De acuerdo con la Dra. Blanca Mendoza, del Instituto de Geofísica de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), los modelos predicen que estamos por entrar en una etapa de baja actividad solar. Sin embargo, la académica reconoció que hay que tener cuidado al hacer aseveraciones basadas en modelos y no en mediciones y hechos. Así lo dijo la Dra. Mendoza:


 

Ni siquiera puedo asegurar que el sol va a entrar en un periodo de baja actividad, aunque tenemos indicios de ello.


Este cuidado al hacer afirmaciones es la regla dentro del ambiente científico, por lo tanto, resulta bastante dudoso que la afirmación sobre la desastrosa llamarada solar de diciembre del 2012 contenida en la presentación de Fernando tenga alguna base real, mucho menos una base en lo que la NASA publica


El segundo evento del apocalipsis, según Fernando, consistirá en lo que en los fumados cículos nuevoereros se conoce como “cinturón de fotones. Dice fernando que el cinturón fotónico “ …se encuentra a la mitad de lo ancho de la Galaxia y la tierra junto con el sistema Solar están entrando a este cinturón, los campos magnéticos de este cinturón están tan fuertemente entre lazados que le generan mucha presión tanto al campo magnético del Sol como al de la Tierra“.


Sobre este chalado concepto del cinturón de fotones ya hemos publicado algo en este espacio, por allá por agosto de 2008. En ese entonces escribí lo siguiente:


Por otro lado, sea onda (electromagnética) o sea fotón, este tipo de radiaciones no forman “cinturones” como si se tratase de materia (gas o polvo) al estilo de los anillos de Saturno. Los fotones viajan en línea recta, a la velocidad de la luz, a menos que interaccionen con materiales o con campos gravitatorios muy intensos, que alteran ligeramente sus trayectorias, por lo que pensar en una serie de fotones marchando en trayectorias ovaladas es un error grave (y demuestra una enorme ignorancia de la realidad física de este universo).


Adicional a la mención del cinturón fotónico, Fernando se avienta la patinada de predecir los efectos que este supuesto tránsito por la zona “fotónica” tendría sobre el Sol y la Tierra: “En este proceso de evolución al pasar el Sol por el Cinturón Fotónico cambiará sus átomos por fotones y la luz que emitirá el Sol será Azul y con ello tendremos un nuevo amanecer, esto será a inicios del 2018 en donde comienza la nueva era. Al estar pasando por el Cinturón fotónico ningún aparato eléctrico funcionará incluyendo las baterías de los carros, por lo que no habrá forma de comunicarnos.


Una vez más se comete el error de hacer afirmaciones pseudocientíficas a modo, para que encuadren a fuerzas en las locas hipótesis nuevoereras, como eso de que el sol “cambiará sus átomos por fotones“, y para acabarla de chorrear ¡azules! ¿De dónde habrá sacado este Fernando semejante tontería? Y de paso afirmar que tal evento hará que no funcionen las baterías en la Tierra ¡Vaya charlatanería de tercera! Nunca se ha observado este supuesto cinturón de fotones. No hay una sola observación que sustente semejante cosa. Por lo tanto no hay nadie en su sano juicio que pueda afirmar que algo, de lo que no se tiene información fidedigna, pueda causar semejantes desastres en la Tierra. Claro, hay gente loca y alucinada que lo afirma, pero o bien no están en su sano juicio o bien se pasan de listos, intentando espantar a incautos con fines nada altruistas, al estilo de Pedro Gaete y su fumado Agujero Negro con el que pretende hacer un proyecto de 600 millones de euros.


El tercer evento, denominado choque de asteroides, según Fernando consiste en una predicción de lo más cloroformada: “Chocarán 2 asteroides en el cielo“. Así, sin más información más que la fecha (diciembre de 2012). ¿Esto es lo que dice la NASA? No lo creo, ni siquiera como una remota posibilidad de predicción basada en observaciones.


Adicionalmente Fernando nos introduce al otro espantainacutos de nombre Niburu (o Ercolubus, como se menciona en la presentación). También hemos hablado en este espacio sobre esta leyenda y la pésima ciencia que supuestamente le avala (ver http://ahuramazdah.wordpress.com/2010/03/13/la-pesima-ciencia-detras-de-hercolubus/ o bien http://ahuramazdah.wordpress.com/2010/03/18/un-candidato-para-los-promotores-de-hercolubus-niburu-o-nibiru/). Una vez más, sin datos fidedignos que apoyen esta vacilada, Fernando pretende hacernos creer que en verdad ahí viene el fin del mundo… bueno, no tanto como fin final (valiéndome de la redundancia), sino del fin del mundo tal como lo conocemos, para dar paso a un “mundo evolucionado” que entrará a la 5a dimensión. Nos dice Fernandito:


¿Qué hay en la 5ta dimensión?

  1. No existen las enfermedades
  2. No existe la maldad y todo es armonía
  3. Te comunicas con la menta. (sic)
  4. No envejeces
  5. Viajas a través del espacio y conoces nuevos mundos
  6. Tu inteligencia se puede incrementar a 60/100 actualmente solo utilizamos el 8/100
  7. No existe la pobreza


No, pues sí. Prometer no empobrece. Incluso prometer comunicación con la “menta”. Pero estas promesas, predicciones o profecías no tienen sutento alguno. Puedo imaginarme una veintena de substancias tóxicas que provocan alucinaciones tan graves como para afirmar lo que afirma Fernandito, incluída el geriniol, pero por más que trato de entender otra causa real para decir tanta tontería sin sentido nomás no se me ocurre otra que la intención malsana de engañar a la gente incauta e ignorante de los asuntos de la ciencia, para sacarle provecho de alguna forma. Es decir, o es la locura y la alucinación lo que produce estas obras, o la intención clara de mentir y engañar con propósitos nada buenos.


Estimado lector. No hay nada hasta hoy que apoye de alguna forma objetiva, racional, factual, o de alguna otra índole (que no sea fruto de la fumada imaginación) las patinadas afirmaciones que se hacen en esta presentación. Mucho menos hay algo que la NASA haya hecho para servir como soporte de tanta mentira. Es muy fácil diseminar este tipo de tonterías por la internet, así que no es de extrañarse que gente de esta calaña intente hacerse famoso(a) reuniendo cuanta estupidez de moda se encuentren sobre estos asuntos, con la intención de “anotarse” un punto en esta loca carrera por desvirtuar a la ciencia y por aumentar la ignorancia de la gente, aunque sea bajo el manto de la “buena vibra”.


Y eso es preocupante. Cada vez más encuentro más ejemplares de este ejército de desinformadores, disfrazados de profetas hippies, empeñados en sembrar la igorancia en las mentes de los internautas.


Share Button

El sueño es el alivio de las miserias para los que las sufren despiertos. Miguel de Cervantes Saavedra. Como regularmente sucede, recibí en mi buzón de correo-e un mensaje que contenía un archivo de power point cuyo título es “Años”, y que contiene una especie de resumen de las fumadas profecías sobre lo que según […]

Share Button
Read More

Una moderna leyenda de terror

Computación | Escepticismo 4 4 Comments

La vida es como una leyenda: no importa que sea larga, sino que esté bien narrada.

Lucio Anneo Séneca



Recientemente en un grupo de Yahoo se compartió la liga de un video que muestra el segmento de un noticiero en el que se comenta la iniciativa de ley presentada en los EE.UU. para otorgarle al presidente de ese país la posibilidad de “apagar” la internet en caso de emergencia (más específicamente frente a un ataque masivo en un escenario de guerra cibernética). Esta noticia ya tiene tiempo de haberse dado a la luz (agosto de 2009), y puede verse algo de ese entonces en CNET NEWS.


Si bien en ese entonces causó un poco de revuelo, la verdad es que los hechos que se han sucitado entre Google y China (el más reciente con el ataque de suplantación de identidad a algunas cuentas de directivos) muestran que un escenario de guerra cibernética no es tan descabellado ni está tan fuera de la realidad.


Lo que resulta interesante en el video es el sesgo que toma la intervención del analista Eladio José Armesto, supuestamente vicedecano del Colegio Nacional de Periodistas Cubano Americanos, quien habla no sobre la necesidad de impedir o mitigar un ataque cibernético, sino de la libertad de expresión. Dice don Eladio que esta ley es una amenaza para la seguridad de los EE. UU., porque según él eso impide el acceso a la información. Y yo me pregunto, darle el poder al presidente de los EE. UU. para apagar internet ¿limita el acceso a la información de internet? Como que una cosa no va con otra, como que la relación no es directa, es decir, quizás si el vicedecano hubiese planteado que una consulta a internet podría ser considerada un “ciberataque”. Más bien, gracias a la conductora, don Eladio se va a la comparación con la famosa “ley patriota”. Pero así son estos supuestos “analistas” que no ayudan al público a analizar, sino que a la primera dan sus fumadas conclusiones como si fuesen verdades absolutas.


En fin, esto es historia vieja. Lo que deseo comentar es la actual reacción de algunos foristas de Yahoo quienes ante el video han comentado cosas como las siguientes:


¿El fin de internet libre está cerca…?

Se demuestra una vez más que los Estados Unidos hacen y deshacen a su voluntad cuanto les parece y controlan a este mundo cuando les viene en gana.


¿Libertad?. Eso en otro planeta podría ser, pero en la Tierra la libertad es algo que jamás conoceremos.


Bajo la excusa de la Seguridad Nacional se va instaurarando el Nuevo Orden Mundial, donde no seremos más que unos esclavos, más o menos oprimidos.


Lo peor, es que seremos miles de millones de personas controladas por unos cuantos,



Todo sigue un plan preestablecido, y la agenda se va cumpliendo punto por punto.


Destaco que la nota sobre esta propuesta de ley no habla sobre control de la información ni sobre coartar la libertad de nadie. Habla sobre la posibilidad de que, ante un ciberataque, disminuya la vulnerabilidad de los sistemas de los EE. UU. que dependen de internet. También destaco las palabras Nuevo Orden Mundial, esclavos, y miles de millones de personas controladas por unos cuantos.


Y todo esto porque existe la posibilidad de “apagar” la red de redes. Me pregunto que pensarían estos foristas de la época pre-internet ¿acaso piensan que fue la época de la esclavitud total? ¿En qué se basaba la libertad de expresión y de información antes de la internet? Por lo menos antes la gente se movía para escuchar a los libres oradores, o compraba el diario en el puesto de la esquina, o escuchaba los noticieros. La libertad exigía un esfuerzo en su ejercicio; esfuerzo y responsabilidad. Para los críticos de hoy (sentados enfrente de sus excelsas máquinas de información libre) la libertad resulta bastante cómoda. Pobres de ellos, tan inutilizados por la facilidad de este medio…


Las teorías de conspiración suenan bastante en nuestros días, como en sus tiempos sonaban las historias de la Llorona, del Hombre Lobo, de los Vampiros humanos y otras leyendas del estilo. Sólo que ahora el malvado o bien son los EE. UU. (ese ser anodino e impersonal que gobierna las mentes de todo el mundo) o el HAARP (que causa sismos en cualquier lado menos en donde debería, si pudiese hacerlo), o el LHC (un “genocidio” en nombre de la ciencia).


Esto del botón rojo de la internet se me figura más a la leyenda de Drácula que a una verdadera amenaza a la libertad de expresión. Claro, siempre puedo estar equivocado, pero sólo por el gusto de coartar la libertad de expresión de la gente no creo que el presidente de los EE. UU. le de al traste a una buena parte de la economía sustentada en el comercio electrónico. Hay medios más sencillos y baratos de control, como el terrorismo informático y las modernas leyendas de terror (que no son tan diferentes unas de otras). Pero por sobre todo lo que puede hacerse, el elemento más importante de control es el fomento de la ignorancia de la gente realizado por todos los medios posibles, por gente que aun cree en que las leyendas son reales sin duda alguna.


Imagen de entrada: Desde CNET NEWS


Share Button

La vida es como una leyenda: no importa que sea larga, sino que esté bien narrada. Lucio Anneo Séneca Recientemente en un grupo de Yahoo se compartió la liga de un video que muestra el segmento de un noticiero en el que se comenta la iniciativa de ley presentada en los EE.UU. para otorgarle al […]

Share Button
Read More

Modelos de la Realidad, parte 1.5, realismo dependiente de las creencias

Ciencias | Escepticismo 2 2 Comments

La fe puede ser sucintamente definida como una creencia ilógica en que lo improbable sucederá.

Henry-Louis Mencken



Esta media parte de la entrada original se coloca entre la anterior del mismo tema y la que vendrá (la Parte 2) debido a dos sucesos. Uno es la masacre de Oslo y el otro es la publicación de este breve ensayo de Michael Shermer publicado en Scientific American, replicado en Skeptic y traducido aquí para la fiel audiencia. Así que sin más ni más, aquí el ensayo titulado “El cerebro creyente” (The Believing Brain).


¿Por qué la ciencia es la única manera de salir de la trampa del realismo dependiente de las creencias?


¿El presidente Barack Obama nació en Hawaii? Encuentro esta pregunta tan absurda, por no hablar de posiblemente racista en su motivación, que cuando me enfrento a los “birthers” que creen lo contrario, me parece todavía difícil centrarme aún en sus argumentos acerca de la diferencia entre un certificado de nacimiento y un certificado de de nacidos vivos (ver discusión y origen de esta controversia en Wikipedia, nota de Pablo). La razón es porque una vez que se formó una opinión sobre el tema, se convirtió en una creencia, objeto de una serie de sesgos cognitivos para asegurar su verosimilitud. ¿Estoy siendo irracional? Es posible. De hecho, así es como la mayoría de los sistemas de creencias funcionana para la mayoría de nosotros la mayor parte del tiempo.


Formamos nuestras creencias para una variedad de razones subjetivas, emocionales y psicológicos en el contexto de los entornos creados por la familia, amigos, compañeros de trabajo, la cultura y la sociedad en general. Después de la formación de nuestras creencias, a continuación, defendemos, justificamos y racionalizamos con una serie de razonamientos intelectuales, argumentos convincentes y explicaciones racionales. Las creencias son lo primero, las explicaciones de las creencias son después. En mi nuevo libro El Cerebro Creeyente (Holt, 2011), llamo a este proceso, en la cual nuestras percepciones acerca de la realidad dependen de las creencias que tenemos sobre él, realismo dependiente de las creencias. La realidad existe independientemente de la mente humana, pero nuestra comprensión de ella depende de las creencias que tenemos en un momento dado.


Elaboré un patrón del realismo dependiente de las creencias frente al realismo en función del modelo, presentado por los físicos Stephen Hawking y Leonard Mlodinow en su libro El Gran Diseño (Bantam Books, 2011). En el libro ellos argumentan que porque no hay un modelo adecuado para explicar la realidad, “no se puede decir que uno es más real que el otro.” Cuando estos modelos se acoplan a las teorías, forman visiones completas del mundo.


Una vez que formamos creencias y compromisos con ellas, las mantenemos y reforzamos a través de una serie de poderosos sesgos cognitivos que distorsionan nuestras percepciones para adaptarlas a los conceptos de creencias. Entre ellos se encuentran:


 

SESGO DE ANCLAJE: confiar demasiado en el anclaje de una referencia o pieza de información para tomar decisiones.


 

SESGO DE AUTORIDAD: valorar las opiniones de una autoridad, sobre todo en la evaluación de algo de lo que que sabemos muy poco.


 

SESGO DE CREENCIA: evaluar la fuerza de un argumento basado en la credibilidad de su conclusión.


 

SESGO DE CONFIRMACIÓN: buscar y encontrar evidencias confirmantes en apoyo de las creencias ya existentes e ignorando o reinterpretando evidencias refutatorias.


En la parte superior de todos estos sesgos, está el sesgo de grupo, en el que damos más valor a las creencias de aquellos a los que percibimos como los miembros de nuestro grupo, y menos en las creencias de los miembros de grupos diferentes. Este es el resultado de nuestro cerebro tribal evolucionado que nos lleva no sólo a otro juicio de valor sobre tales creencias, sino también para demonizar y despedir como sin sentido o mal, o ambas cosas.


El realismo que depende de las creencias es impulsado aún más por un meta sesgo llamado sesgo de punto ciego, o la tendencia a reconocer el poder de los sesgos cognitivos de otras personas, pero cerrar los ojos a su influencia en nuestras propias creencias. Incluso los científicos no son inmunes a este sesgo, y están sujetos al sesgo del experimentador, las expectativas, o la tendencia de los observadores de observar, seleccionar y publicar los datos que van de acuerdo con sus expectativas para el resultado de un experimento y no hacer caso, descartar o no creer los datos que no lo están.


Esta dependencia de las creencias y su multitud de sesgos psicológicos es por lo que, en la ciencia, hemos incorporado la maquinaria de la auto-corrección. Controles astrictos de doble ciego son necesarios, en los que ni los sujetos ni los experimentadores conocen las condiciones durante la recolección de datos. La colaboración con los colegas es vital. Los resultados son examinados en conferencias y revistas. La investigación se replica en otros laboratorios. Evidenacias refutatorias e interpretaciones contradictorias de los datos se incluyen en el análisis. Si no buscas datos y argumentos en contra de tu teoría, alguien más lo hará, por lo general con gran alegría y en un foro público. Por esta razón, el escepticismo es una condición sine qua non de la ciencia, la única salida que tenemos para la trampa del realismo dependiente de las creencias, creada por nuestro cerebro creyente.


Reprinted with permission from the copyright holder the Skeptics Society and Skeptic magazine, www.skeptic.com


Share Button

La fe puede ser sucintamente definida como una creencia ilógica en que lo improbable sucederá. Henry-Louis Mencken Esta media parte de la entrada original se coloca entre la anterior del mismo tema y la que vendrá (la Parte 2) debido a dos sucesos. Uno es la masacre de Oslo y el otro es la publicación […]

Share Button
Read More

La relación entre la física y el alma inmortal

Escepticismo | New Age | Religión 14 14 Comments

Yo soy el dueño de mi destino; yo soy el capitán de mi alma.

William Ernest Henley



Desde Scientific American’s Guest Blog
Por Sean M. Carroll
Traducción: Pablogger



El tema de la “vida después de la muerte” plantea connotaciones de mala reputación de la regresión a vidas pasadas y mansiones embrujadas, pero hay un gran número de personas en el mundo que creen en alguna forma de persistencia del alma individual después del fin de la vida. Es evidente que esta es una pregunta importante, una de las más importantes que podamos pensar en términos de relevancia para la vida humana. Si la ciencia tiene algo que decir al respecto, todos deberíamos estar interesados ​​en escuchar.


Adam Frank piensa que la ciencia no tiene que decir nada al respecto. Él aboga por ser “firmemente agnóstico” sobre la cuestión (decididamente su coblogger Alva Noë no está de acuerdo). Tengo un enorme respeto por Adam; es un hombre inteligente y un pensador cuidadoso. Cuando no estamos de acuerdo es con el tipo de diálogo respetuoso que debería ser un modelo para estar en desacuerdo con la gente que no está loca. Pero aquí Adam no podía estar más equivocado.


Adam afirma que “simplemente no hay información controlada y experimentalmente verificable” sobre la vida después de la muerte”. Aplicando este razonamiento, no hay información controlada, experimentalmente verificable acerca de si la Luna está hecha de queso verde. Claro, podemos tomar los espectros de luz que se refleja desde la Luna, e incluso enviar astronautas allá arriba y traer muestras para su análisis. Pero eso es sólo arañar la superficie, por así decirlo. ¿Y si la Luna está hecha casi toda de queso verde, pero se cubre con una capa de polvo de pocos metros de grosor? ¿Se puede realmente decir que sabemos que esto no es cierto? Hasta que no se hubiese examinado cada centímetro cúbico de interior de la Luna, en realidad no se podría decir que se tiene información verificable experimentalmente ¿verdad? Así que tal vez el agnosticismo en el tema del verde queso está garantizado. (Vayamos con toda la información que realmente se tiene sobre la Luna, y prometo que puede encajar en la hipótesis del queso verde.)


Obviamente esto es una completa locura. Nuestra convicción de que el queso verde puede representar una fracción insignificante del interior de la Luna no proviene de la observación directa, sino de la incompatibilidad total de esa idea con otras cosas que creemos saber. Habida cuenta de lo que entendemos sobre las rocas y los planetas y los productos lácteos y el Sistema Solar, es absurdo imaginar que la Luna está hecha de queso verde. Eso lo sabemos mejor.


También sabemos mejor el asunto de la vida después de la muerte, aunque las personas son mucho más reacias a admitirlo. Es cierto que la evidencia “directa” de un modo u otro es difícil de obtener – todo lo que tenemos son algunas leyendas y afirmaciones incompletas de testigos no fiables con experiencias cercanas a la muerte, además de una cubeta llena de ilusiones. Pero sin duda que está bien tener en cuenta la evidencia indirecta – es decir, la compatibilidad de la idea de que alguna forma de nuestra alma individual sobrevive a la muerte con otras cosas que sabemos sobre cómo funciona el mundo.


Las afirmaciones de que alguna forma de conciencia persiste después de que nuestro cuerpo muere y se descompone en sus átomos constituyentes enfrenta un enorme obstáculo insalvable: las leyes de la física subyacente a la vida cotidiana se conocen con exactitud, y no hay forma de que dentro de esas leyes se permita que la información almacenada en nuestros cerebros persista después de la muerte. Si usted afirma que algún tipo de alma persiste más allá de la muerte ¿podría decir algo sobre las partículas que conforman el alma? ¿Qué fuerzas las mantienen juntas? ¿Cómo interactúan con la materia ordinaria?


(Nota del traductor: Este tipo de preguntas o condiciones para la persistencia del alma después de la muerte se revisan en forma somera en una de las primeras entradas del  blog Ahuramazdah titulada Requisitos racionales para la Reencarnación)


Todo lo que sabemos acerca de la teoría cuántica de campos (TCC) nos dice que no hay respuestas sensatas a estas preguntas. Por supuesto, todo lo que sabemos acerca de la teoría del campo cuántico podría estar equivocado. Además, la Luna podría estar hecha de queso verde.


Entre los defensores de la vida después de la muerte, nadie hace el intento (o el esfuerzo) de sentarse y hacer el trabajo difícil de explicar cómo la física básica de los átomos y los electrones tendrían que ser alteradas para que esto sea cierto. Si lo intentamos, el absurdo fundamental de la tarea rápidamente se hace evidente.


Incluso si usted no cree que los seres humanos son “simples” colecciones de átomos evolucionando e interactuando de acuerdo con las normas establecidas en el Modelo Estándar de física de partículas, la mayoría de las personas han llegado a aceptar que los átomos forman parte de lo que somos. Si en realidad todo es átomos y las bien conocidas fuerzas, es evidente que no hay manera de que el alma sobreviva a la muerte. Creer en la vida después de la muerte, por decirlo suavemente, requiere una física más allá del Modelo Estándar. Lo más importante es que se necesitaría de alguna forma que “la nueva física” interactúe con los átomos que tenemos (para recibir la información de nuestras vivencias almacenadas en la memoria de nuestro cerebro, hecho de átomos “normales”, nota de KC).


Muy a grandes rasgos, cuando la mayoría de la gente piensa acerca de un alma inmaterial que persiste después de la muerte, tienen en mente una especie de burbuja de energía espiritual que tiene su residencia cerca de nuestro cerebro, y pasa alrededor de nuestro cuerpo como una madre de casa manejando su camioneta deportiva. Las preguntas son: ¿qué forma debe tomar la energía espiritual, y cómo interactúa con nuestros átomos ordinarios? No sólo es necesaria una nueva física, sino una física radicalmente nueva. Dentro de la TCC, no puede haber una nueva colección de “partículas de espíritu” y “fuerzas espirituales” que interactúan con nuestros átomos ordinarios, porque los habría detectado en los experimentos existentes. La navaja de Ockham no está de ese lado, ya que habría que plantear un reino completamente nuevo de la realidad, obedeciendo a reglas muy diferentes de las que conocemos.


Pero digamos que usted hace eso. ¿Cómo se supone que la energía espiritual interactúa con nosotros? Esta es la ecuación que nos dice cómo se comportan los electrones en el mundo cotidiano:


No se preocupe por los detalles, lo que importa es el hecho de que la ecuación existe, no su forma particular. Es la ecuación de Dirac – los dos términos a la izquierda son más o menos la velocidad del electrón y su inercia – junto con el electromagnetismo y la gravedad, los dos términos a la derecha.


En cuanto a cada uno de los experimentos realizados se trata, esta ecuación es la descripción correcta de cómo se comportan los electrones a energías cotidianas. No es una descripción completa, no hemos incluido la fuerza nuclear débil, o enlaces a las partículas hipotéticas como el bosón de Higgs. Pero eso está bien, ya que esos sólo son importantes a altas energías y/o de corta distancia, muy lejos de ser el régimen de importancia para el cerebro humano.


Si usted cree en un alma inmaterial que interactúa con nuestro cuerpo, necesita creer que esta ecuación no está bien, incluso en las energías cotidianas. Es necesario que haya un nuevo término (como mínimo) a la derecha, que represente cómo interactúa el alma con los electrones (si el término no existe, los electrones acaban por seguir su camino como si no hubiese un alma para nada, y entonces ¿qué sentido tiene?). Así que cualquier científico respetable que tome en serio esta idea estaría preguntado ¿qué forma debe tomar esta interacción? ¿Es local en el espacio-tiempo? ¿Respeta el alma invariancia de norma y la invariancia de Lorentz? ¿El alma tiene un Hamiltoniano? ¿Las interacciones preservan la unitariedad y la conservación de la información?


Nadie hace estas preguntas en voz alta, posiblemente debido a lo tonto que suenan. Una vez que se empieza a preguntar, la elección a la que nos enfrentamos se hace evidente: o descartamos todo lo que pensamos que hemos aprendido acerca de la física moderna, o desconfiamos de la línea religiosa/testimonios poco fiables/ilusiones que hacen que la gente crea en la posibilidad de la vida después de la la muerte. No es una decisión difícil, en lo que respecta a escoger la teoría científica.


No elegimos teorías en el vacío. Se nos permite – de hecho, se nos exige – preguntar cómo las afirmaciones acerca de cómo funciona el mundo encajan con otras cosas que sabemos sobre cómo funciona el mundo. He estado hablando aquí como un físico de partículas, pero hay una línea similar de razonamiento que proviene de la biología evolutiva. Es de suponer que los aminoácidos y las proteínas no tienen almas que prevalezcan después de la muerte. ¿Qué pasa con los virus o las bacterias? ¿En qué momento de la línea de la evolución de nuestros antepasados monocelulares hasta hoy los organismos dejaron de ser descritos simplemente como átomos interactuando con la gravedad y el electromagnetismo, y desarrollaron un alma inmortal inmaterial?


No hay razón para ser agnóstico acerca de las ideas que son radicalmente incompatibles con todo lo que sabemos acerca de la ciencia moderna. Una vez que sobrepasemos cualquier renuencia a enfrentar la realidad sobre este tema, podemos llegar a preguntas mucho más interesantes de cómo los seres humanos y la conciencia realmente funcionan.



Share Button

Yo soy el dueño de mi destino; yo soy el capitán de mi alma. William Ernest Henley Desde Scientific American’s Guest Blog Por Sean M. Carroll Traducción: Pablogger El tema de la “vida después de la muerte” plantea connotaciones de mala reputación de la regresión a vidas pasadas y mansiones embrujadas, pero hay un gran […]

Share Button
Read More

Modelos de la Realidad; cómo entendemos el Universo. Parte 1

Ciencias | Escepticismo | Realidad 8 8 Comments

Sería muy simpático que existiera dios, que hubiese creado el mundo y fuese una benevolente providencia; que existieran un orden moral en el universo y una vida futura; pero es un hecho muy sorprendente el que todo esto sea exactamente lo que nosotros nos sentimos obligados a desear que exista.


Sigmund Freud



Después de una breve sequía de entradas en el blog, que también estuvo acompañada de otra temporada similar sin comprar nuevos libros, la reciente adquisicion del libro de Stephen Hawking (y Leonard Mlodinow) titulado “El Gran Diseño“, me ha impulsado a invocar la lluvia de ideas inspiradas en la lectura de esta obra.


También me han inspirado las respuestas que se han recibido en la entrada dedicada a la definición de realidad que he publicado en el Blog de MENSA en México. Si bien no han sido muchas, la discusión sobre si vivimos una ilusión que engaña nuestra percepción (al puro estilo Matrix) me ha hecho reflexionar aún más sobre este tema. En la entrada referida no hice mención de cómo es que podemos interpretar la realidad, así que ahora, acicateado por Stephen y mis críticos, me he decidido a escribir sobre este asunto.


Para empezar, afirmo que hay una realidad que no depende de nuestra percepción para existir. Afirmo también que los humanos somos capaces de entender esa realidad y que lo hacemos mediante modelos que nos permiten crear imágenes mentales de ella.


La primera parte de la afirmación anterior se ha explicado en la entrada referida. La segunda parte es el tema de esta entrada, así que manos al teclado. Para continuar citaré a Hawking, quien nos dice en El Gran Diseño (capítulo 3, ¿Qué es la Realidad?) que una conclusión a la que se llega en este libro es:


No hay imagen – ni teoría – independiente del concepto de realidad.


Para esta conclusión, el buen Stephen adopta la perspectiva denominada realismo dependiente del modelo: la idea de que una teoría física o una imagen del mundo es un modelo (generalmente de naturaleza matemática) y un conjunto de reglas que relacionan los elementos del modelo con las observaciones.


Esta perspectiva abandona un poco el realismo macroscópico cotidiano al que los humanos estamos acostumbrados para dar cabida a los fenómenos que suceden en escalas muy pequeñas. En estas escalas, es prácticamente imposible determinar con exactitud las características de una partícula, digamos las del electrón. El electrón mostrará características de onda si escogemos un modelo que lo describa como un fenómeno ondulatorio y lo ponemos a prueba mediante experimentación. Pero el electrón mostrará características de partícula si escogemos un modelo que lo describa como un fenómeno corpuscular.


En cualquiera de ambos modelos, uno parte del concepto de que el electrón está ahí, independiente del modelo que lo describa, pero cuyas características se mostrarán de acuerdo con el modelo seleccionado. ¿Alguno de estos dos modelos es real? La respuesta es que no lo sabemos con certeza, y la perspectiva del realismo dependiente del modelo lo único que exige del modelo es que concuerde con las observaciones (aclarando que estas observaciones tendrían que ser independientes, por observadores independientes).


Así que ¿Cual sería el mejor modelo para describir esa realidad que está allí, en nuestro universo? La ciencia ha escogido a lo largo de la historia varios modelos que describen con éxito las observaciones, y eso hace de esta actividad humana la más consistente de todas. La religión, por otro lado, también elabora modelos para entender la realidad, pero es bastante inconsistente a la hora de describir fenómenos como deidad, inmortalidad, alma, etc. Un modelo al estilo Matrix también resulta inconsistente, pues si viviésemos en un mundo imaginario sintético, los acontecimientos no tendrían por qué tener lógica ni consistencia algunas, ni obedecer leyes.


Es claro que no podemos eliminar al observador de nuestra percepción del universo, pero eso es algo que no impide que podamos elaborar modelos consistentes con las observaciones.


Alguna vez un compañero de trabajo me preguntó mientras comíamos sentados alrededor de una mesa del comedor de la institución para la que trabajábamos ¿cómo sabes que esa silla en la que estás sentado no es producto de tu imaginación? Yo le respondí que podríamos hacer un experimento sencillo consistente en que yo tomaría la silla y se la azotaría en la espalda. Si él se quejaba de dolor entonces la silla era real y no producto de mi imaginación. Podríamos repetir este experimento unas 100 veces (suponiendo que la silla no se desarmase antes de terminar), y mi hipótesis es que si la silla es real, 100 de 100 veces el sillazo le dolería a mi compañero.


De acuerdo al realismo dependiente del modelo, el modelo en que la silla sigue existiendo (aún después y a pesar de las plegarias de mi compañero suplicando en cada intento que la silla fuese imaginaria) da una explicación mucho más simple y concuerda con la observación. Y eso sería todo lo que le pediríamos.


Termino esta primera parte de la entrada con las características que un modelo debe tener para ser satisfactorio:


  1. Es elegante.
  2. Contiene pocos elementos arbitrarios o ajustables.
  3. Concuerda con las observaciones existentes y proporciona una explicación de ellas.
  4. Realiza predicciones detalladas sobre observaciones futuras que permitirán refutar o falsar el modelo si no son confirmadas.


Los modelos de la ciencia procuran cumplir con estas cuatro características. Otros modelos, como los que pretenden explicar los sismos en nuestra Tierra utilizando las “alineaciones” de un asteroide recién descubierto o como los que describen deidades omnipotentes, no pueden ser puestos a prueba y sólo exigen la fe de quienes tienen acceso a ellos.


Share Button

Sería muy simpático que existiera dios, que hubiese creado el mundo y fuese una benevolente providencia; que existieran un orden moral en el universo y una vida futura; pero es un hecho muy sorprendente el que todo esto sea exactamente lo que nosotros nos sentimos obligados a desear que exista. Sigmund Freud Después de una […]

Share Button
Read More
Follow

Get every new post delivered to your Inbox

Join other followers