¿Qué es el escepticismo?

Escepticismo 7 7 Comments

Algunas personas creen que el escepticismo es el rechazo a ideas nuevas, o peor, confunden “escéptico” con “cínico” y piensan que los escépticos somos un montón de cascarrabias enojones que nos negamos a aceptar cualquier aseveración que cuestione al status quo. Esto es un error. El escepticismo es un enfoque que toma a las afirmaciones como algo provisional. Es la aplicación de la razón a cualquier idea y a todas ellas – no se permiten las vacas sagradas. En otras palabras, el escepticismo es un método, no una postura ni una pose.


El escepticismo es también importante para el divulgador, como muestra este escrito, tomado de Skeptic, publicación trimestral de la Sociedad de Escépticos (www.skeptic.com), “dedicada a la investigación de las aseveraciones extraordinarias, ideas revolucionarias y la promoción de la ciencia y el pensamiento crítico”.

Idealmente, los escépticos no comienzan una investigación cerrándose a la posibilidad de que un fenómeno pueda ser real o que una aseveración pueda ser verdadera. Cuando decimos que somos “escépticos”, queremos decir que necesitamos ver pruebas convincentes antes de creer. Cuando oímos una aseveración insólita, decimos “qué bien; ahora demuéstralo”.

El escepticismo tiene una larga tradición histórica que se remonta a la antigua Grecia, cuando Sócrates afirmó: “sólo sé que no sé nada”. Pero esta posición pura es estéril e improductiva, y prácticamente nadie la mantiene. Si uno es escéptico respecto a todo, tendría que ser escéptico respecto a su propio escepticismo. Como la partícula subatómica que decae, el escepticismo puro se deshilvana y sale de la pantalla de visión de nuestra cámara de niebla intelectual.

El escepticismo moderno se encuentra encarnado en el método científico, que requiere la recolección de datos para formular explicaciones naturalistas y verificables de los fenómenos naturales. Una aseveración se convierte en un hecho cuando está confirmada a tal grado que es razonable aceptarlo temporalmente. Pero en ciencia todos los hechos son provisionales y están sujetos a impugnación, y por tanto el escepticismo es un método que conduce a conclusiones provisionales. Algunas pretensiones, como que se puede hallar agua usando una varita, la percepción extrasensorial y el creacionismo, se han sometido a prueba (y han fallado) con la suficiente frecuencia como para que podamos concluir provisionalmente que no son válidos. Otras, como la hipnosis, el origen del lenguaje y los agujeros negros, se han sometido a prueba pero los resultados no son concluyentes, así que debemos continuar formulando y probando hipótesis y teorías hasta que alcancemos una conclusión provisional.

La clave del escepticismo es aplicar continua y vigorosamente los métodos de la ciencia para navegar por las aguas traicioneras que median entre el escepticismo de “no saber nada” y la credulidad de “todo vale”. Hace más de tres siglos el filósofo y escéptico francés René Descartes, luego de una de las depuraciones escépticas más completas en la historia del intelecto, concluyó que sabía una cosa con seguridad: cogito ergo sum -pienso, por tanto existo. Pero tal vez la evolución nos diseñó para funcionar al revés. Los humanos evolucionaron para ser animales que buscan patrones e infieren causas, moldeados por la naturaleza para encontrar relaciones significativas en el mundo. Quienes eran mejores para ello dejaron más progenie. Nosotros somos sus descendientes. En otras palabras, ser humano es pensar. Para parafrasear a Descartes: sum ergo cogito -existo, por tanto, pienso.

La Sociedad de Escépticos y la revista Skeptic investigan las afirmaciones hechas por científicos, historiadores y figuras controvertidas sobre una amplia variedad de teorías y conjeturas que incluyen (pero no se limitan a) evolución, creacionismo, cultos, religión, revisionismo del holocausto, afrocentrismo extremo, teorías de conspiraciones, experiencias cercanas a la muerte y de salida del cuerpo, criónica, vida después de la muerte, brujería y cacerías de brujas, histeria de masas, mitos urbanos, hipnosis y estados alterados de la conciencia, diferencias entre ciencia y seudociencia y entre historia y seudohistoria, magia y lo paranormal, uso y abuso de la teoría y la estadística, el papel del escepticismo, afirmaciones médicas y psiquiátricas, el campo de aplicación y limitaciones de la ciencia y la tecnología, cuestiones de género y raza en la ciencia, la sociedad y la historia; genio e inteligencia; influencias culturales en la ciencia e influencias científicas en la cultura; capacidades y limitaciones de la mente y el cuerpo humanos; fraude y falsificaciones científicas y académicas, y muchos otros asuntos.

En lo que se refiere a las afirmaciones, hipótesis, teorías e ideologías examinadas por la Sociedad de Escépticos, la organización adopta el punto de vista de Baruch Spinoza, el filósofo holandés del siglo XVII: “He hecho un esfuerzo incesante para no ridiculizar, no lamentarme, no escarnecer las acciones humanas, sino para entenderlas”.

En lo referente a su procedimiento para examinar todas las afirmaciones, la Sociedad de Escépticos usa el método científico, desarrollado originalmente en los siglos XVI y XVII. Al tiempo que reconoce las limitaciones e influencias socioculturales de la ciencia, la sociedad adopta la filosofía de Albert Einstein: “Toda nuestra ciencia, comparada con la realidad, es primitiva e infantil -y sin embargo, es lo más valioso que tenemos”.

El lector interesado puede encontrarse información sobre la Sociedad de Escépticos (Skeptics Society) o la revista Skeptic en la dirección de correo electrónico skepticmag@aol.com, o en la página web www.skeptic.com

 

Nota. Una entrada que aclara la famosa frase de Sócrates (nunca dicha así, por cierto) se publicó en Ahuramazdah hace unos meses. Su título “Escepticismo Socrático“.

*Reprinted with permission from the copyright holder the Skeptics Society and Skeptic magazine, www.skeptic.com

Share Button

  1. alejandra - Marzo 1, 2009

    me gusto mucho pero quisiera que me respondieran una pregunta
    y es por que el empirismo lleva al esceptisismo?

  2. Samuel - Octubre 8, 2010

    Pues estoy estudiando un texto del escepticismo y me interesaba su artículo, pero encuentro algunos datos que no concuerdan con los datos históricos que tengo Y ME HACEN DUDAR. ¿ACASO SOY ESCEPTICO DE SU TEXTO?
    Por ejemplo, el escepticismo no tiene sus bases en Sócrates sino en Pirrón. Sócrates buscaba la verdad, no la duda. Al menos Sócrates no está considerado como miembro de los escepticos. Y en cuanto a Descartes, dice usted que hace más de TRES SIGLOS conluyó algo… ¿acaso Descartes vivió mil años antes de Cristo?
    Creo que al leer su texto me volví esceptico. Dudo mucho de la información que se plasma en internet.

  3. estoi buscando un concepto concreto sobre ecepticismo y no lo encuentro , solo me lleva a la duda , una pregunta .Por que el ecepticismo es un método que conduce a conclusiones provisionales.??

  4. Hola Loisy

    Las conclusiones son provisionales porque uno debe dejar un margen para que nuevas evidencias puedan reforzar o contradecir esas conclusiones.

    El margen puede ser del tamaño que se desee, dependiendo de la calidad de las evidencias que sustentan las conclusiones.

    Saludos

    P

  5. jOrge - Abril 28, 2011

    Hola soy Jorge…
    Me gusto mucho el contenido acerca del esceptismo, muy bueno
    bueno gracias

    Salu2

  6. Fern - Julio 6, 2012

    Bien explicado, mis felicitaciones

  7. Hola, me gustó mucho la explicación, muchas felicidades! Pero me gustaría saber, ¿cuál es la diferencia entre el escepticismo y el racionalismo? Algo más concreto. Gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 

Follow

Get every new post delivered to your Inbox

Join other followers